De copiar a ser copiado: a Xiaomi le están afectando las falsificaciones

Escrito por Emmanuel Jiménez

Quién le iba a decir a Xiaomi que cuando se hiciera un gigante su mayor problema no iban a ser sus competidores, sino más bien aquellos que se dedica a clonar sus dispositivos y lanzar falsificaciones de los mismos. La compañía pierde ventas por culpa de estas falsificiones, y los usuarios ya no se fían de comprar nada por miedo a equivocarse con la compra.

Xiaomi, una compañía que se “inspira”

Durante mucho tiempo nosotros hemos criticado esa actitud de Apple y compañía de tratar de demandar a todo aquel que se acercaba a tener un diseño parecido, bien fuera en el smartphone o en la interfaz del sistema operativo. Hay niveles a los que no se debe llegar. Una cosa es que alguien venda tu smartphone igual copiándolo por completo, y otra cosa es que alguien lance un dispositivo con los mismos materiales y tecnologías parecidas, algo que es obvio que va a pasar. Xiaomi ha sido una de esas compañías que no solo ha lanzado smartphones parecidos a los iPhone, sino que además ha reconocido haberse inspirado en los dispositivos de la compañía de Cupertino. Solo hay que ver su interfaz, MIUI, para darse cuenta de que está claramente inspirada en iOS, y ahora no tanto como en sus inicios. En cualquier caso, Xiaomi siempre ha sido la compañía que hemos conocido por lanzar productos muy parecidos a los de Apple, y debido a ello sabíamos que tendrían problemas al aterrizar en Europa y América.

Xiaomi Mi Piston 2 Packaging 4

De copiadores a copiados

Lo que quizás no se esperaban ellos es que esa forma de actuar se fuera a volver en su contra. En China se fabrican los iPhone, los Sony Xperia, y los Xiaomi, además de casi todos los smartphones del mundo. No es raro, por tanto, que para una fábrica sea muy sencillo lanzar una falsificación de uno de estos, sobre cuando a veces son ellos los que fabrican también el original. Incluso aunque no sea así, trabajan fabricando smartphone y al final casi todos comparten los mismos materiales, solo es una cuestión de saber qué fabricar y cómo fabricarlo, que es lo que ellos dominan. Es lógico que las falsificaciones se centren en aquellos productos más vendidos, por ello hemos visto hasta el momento iPhones, Galaxy S o HTC One falsificados en las versiones que denominamos como clones.

No obstante, ahora es Xiaomi la que sufre este problema. Su conocida batería externa Xiaomi Power Bank, de la que ya os hablamos en un post sobre las mejores baterías externas, está siendo falsificada en grandísimas cantidades. Según el CEO de la compañía, ya deberían haber vendido dos o tres veces más de las que se han vendido. Están perdiendo ventas, y eso les hace daño.

Pero no solo es una cuestión de perder ventas directas debido a que los usuarios compran una falsificación, sino que su marca también se está dañando. Muchos usuarios que están al tanto de la cantidad de falsificaciones, no tienen claro cómo saber qué el smartphone o el accesorio Xiaomi que van a comprar es auténtico o no, y como no venden oficialmente en Europa, todo es complejo. De ahí que muchos al final no compren dicho producto, ni el falso ni el original. Si habéis intentado comprar los Xiaomi Piston, los auriculares, sabréis de lo que hablo.

Aunque no es lo mismo inspirarse en un producto y lanzar uno con características parecidas pero diferente, que copiar directamente un producto y venderlo con el mismo nombre, resulta irónico que una compañía que ha sido tan criticada por plagiar los diseños ahora tenga que sufrir precisamente por las fábricas que falsifican sus productos.

Más información – Bloomberg