Google quiere avanzar donde pocos lo consiguen: las baterías

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

La autonomía de los dispositivos móviles es un quebradero de cabeza para los fabricantes, ya que hay ciertas ataduras que, por el momento, no es posible romper para ofrecer un mejor comportamiento de los teléfonos y tablets en este apartado. Pues bien, parece que Google tiene la intención de acabar con esto y. por ello. está trabajando en el desarrollo de una nueva generación de estos componentes.

De esta forma vendría a sumarse a los esfuerzos de muchos investigadores que, por ejemplo, trabajan en el desarrollo de baterías de aluminio para mejorar la capacidad de estas y, también, dimensiones y diseño (sin que se pierda la estabilidad, un apartado esencia que muchas veces se olvida que debe ser de la partida para que no existan problemas de uso).

xposed-module-batería-portada

El caso es que en los laboratorios Google X, que es donde la compañía de Mountain View comienza con algunos trabajos que no se desean que se conozcan y que buscan ofrecer novedades impactantes (un ejemplo son las maltrechas Google Glass), se ha conocido que existe desde el año 2013 un grupo de cuatro personas -liderado por el Dr. Ramesh Bhardwaj- que están trabajando en nuevas tecnologías aplicadas a las baterías de los dispositivos móviles. Evidentemente, se prueban modelos y opciones de todo tipo para conseguir dar con “la tecla”.

Cambiar líquidos por sólidos

Este es uno de los conceptos en los que más se confía actualmente en Google para conseguir baterías que proporcionen mejores sustanciales y que sean parte de sus productos, como por ejemplos los teléfonos y tablets. El caso es que al cambiar componentes químicos líquidos por sólidos (utilizando finas capas, a grandes rasgos de una forma parecida como en las pantallas), se consigue por un lado el poder reducir las dimensiones y se avanza en el apartado de la seguridad y estabilidad… sin olvidar que se aumentaría la capacidad de carga debido a que es posible aumentar el almacenamiento.

El gran reto es qué elemento sólido utilizar, ya que se debe encontrar el que mejor rendimiento ofrece, sin que sea perjudicial para la salud ya que la orientación es al uso habitual y cercano al cuerpo humano. Aparte, ya existen compromisos con la flexibilidad y las reducidas dimensiones (un ejemplo son las lentes de contacto “inteligentes” en la que la propia Google trabaja). Es decir, que es un rato complicado donde elementos como el grafeno tienen mucho que decir, por poner un ejemplo. Eso sí, también los costes de fabricación deben valorarse.

Google Logo

El caso es que Google, como otras compañías, ya trabaja en unas baterías más avanzadas y que signifiquen un salto evolutivo a las que se conocen en la actualidad. Y es que como bien digo el propio Larry Page, CEO de la compañía de Mountain View, hace unos años, la autonomía de los dispositivos es “un gran problema para poder ofrecer mejores experiencias”. Veremos si la solución llega en poco tiempo, pero ya toca que las baterías reciban un verdadero avance.

Fuente: Washington Street Journal


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Anónimo 11 Abr, 15 11:19

    Tal y como están las cosas, mejor que se dediquen a inventar otras cosas y seguiremos rezando para que nos aguante un día entero sin recargar, cosa muy difícil… Es que no deja de tener su encanto tener un bar al que sueles ir y que tengan un cargador ya enchufao’ a la corriente y que les des el teléfono al llegar para que te lo recarguen un poco… Soy Pacho, soy de Gijón y sí, les hablaba del Shiva… Un beso para mi chica, ÁNGELA TE QUIERO, TE AMO…

    0
    1. Anónimo 12 Abr, 15 18:09

      Si estás buena Angela, yo también la quiero.

      0