El Samsung Galaxy S6 Edge es el smartphone más caro de fabricar

Escrito por Emmanuel Jiménez

Los smartphones son cada vez más caros, y si no, fijaos en el Samsung Galaxy S6 Edge, cuyo precio para la versión más básica es de 849 euros. Pero claro, también es cierto que este precio se debe sobre todo a las características novedosas con las que cuenta, que lo hacen más caro de fabricar que el iPhone 6 Plus. Su pantalla es el componente más caro.

Un smartphone especial

En la batalla por conseguir el teléfono inteligente más especial del mercado para captar la atención del mayor número de usuarios, los fabricantes han ido integrando componentes que son cada vez más caros. Si bien en su momento un smartphone de 600 parecía caro y era lo que se podía esperar de un buque insignia, hoy en día un buque insignia en los 600 euros es uno barato. Fácil es hablar de 700 euros, y ya no tan raro hablar de los 800 o 900 euros en versiones con más extras. El Samsung Galaxy S6 Edge es, hoy por hoy, el teléfono inteligente más especial del mercado, gracias a su pantalla curva en los laterales, y a ese diseño de cristal y metal que lo iguala al iPhone 6 en calidad de fabricación.

Samsung Galaxy S6 Edge

Sin embargo, no son los elementos de diseño lo más costoso en el Samsung Galaxy S6 Edge, sino más bien la propia pantalla. Estamos hablando de un componente con un precio de 85 dólares para fabricar. Eso es lo que se tiene que gastar Samsung para fabricar la pantalla. Hace poco decíamos que el Samsung Galaxy S6 Edge era difícil de desmontar y que eso complicaba la reparación del mismo, o la posible sustitución de la pantalla. Pero claro, con el precio que tendría comprar una pantalla nueva, lo de menos será lo difícil que es desmontarlo.

Detrás de la pantalla estaría el procesador Exynos de Samsung, cuyo coste de fabricación se va a los 29,5 dólares, seguido por la unidad de memoria RAM de 3 GB, que se queda en 27 dólares.

Fabricarlo cuesta 290 dólares

Al final, el coste de fabricación del Samsung Galaxy S6 Edge, en su versión de 64 GB en este caso, es de 290 dólares, siendo así más caro que el iPhone 6 Plus, que se queda en los 263 dólares. Esa diferencia de 27 dólares se refleja en los 50 euros de diferencia que existen en los precios de mercado de los dos teléfonos inteligentes.

Dejando de lado el debate sobre si de verdad los teléfonos inteligentes deberían ser tan caros, al menos podemos pensar en el hecho de que bajaran de precio en unos meses, algo que, por ejemplo, no suele ocurrir con los iPhone, ni con otros smartphones vendidos únicamente en tiendas oficiales, como algunos Nexus.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. Anónimo 14 Abr, 15 20:46

    El galaxy s 6edge bajara unos 60 70euros de su precio inicial cuando pase el verano, y bajara un poco mas cuando salga galaxy note 5. Merece la pena esperar a navidades para comprarlo, ya que bajara un poco mas de precio y podras comprarlo hasta 150euros mas barato que en su precio de salida, merece la pena esperar, son solo 6meses

    0
    1. Anónimo 14 Abr, 15 20:52

      Todos los años pasa eso con cada galaxy s y galaxy note…. Samsung no es apple, que no baja los precios aunque saque telefonos nuevos para dar ventajas a los usuarios, cosa que se agradeceria para no tener que estar 3años pagando mi iphone 6plus

      0