¿Qué les ocurre al Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 con el agua hirviendo?

Escrito por
Samsung

En ocasiones las pruebas de resistencia a las que someten a los terminales móviles son extremas, incluso no se tienen en cuenta las especificaciones de los propios dispositivos. Por lo tanto, estas se enmarcan en el apartado de la curiosidad más que otra cosa, pero no deja de ser interesante ver algunas de ellas como por ejemplo a la que han sido sometidos un iPhone 6 y, también, un Samsung Galaxy S6.

Un ejemplo es el vídeo que dejamos en este artículo, en el que se puede ver qué ocurre si se sumerge a estos dos teléfonos de gama alta en agua hirviendo. Así, como suena. Es cierto que hay que tener ganas de estropear los dos teléfonos, ya que esto es claramente lo que se cree que pasará al hacer esto, pero no deja de ser una curiosidad que a más de uno se le habrá pasado por la cabeza alguna vez (yo reconozco que en mi caso es así).

Evidentemente, este raro test no es síntoma de nada, ya que ninguno de los dos modelos que están fabricados en metal tiene certificada su resistencia al gua (y, mucho menos, si esta ha sido sometida a un proceso de calentamiento hasta que se pone en punto de ebullición). El caso, es que he creído que merece la pena como dato curioso y simpático el publicar el vídeo que dejo a continuación:

Sin grandes sorpresas

Pues como era de esperar, el resultado final es que ambos modelos se estropean y quedan inservibles. No sufren desperfectos en su carcasa, incluso la pantalla aguanta golpes directos cuando están bajo el agua hirviendo, pero al final de la grabación se ve que ninguno de los terminales responde a manipulación alguna. Eso sí, el efecto del calor es mucho más rápido en el iPhone 6 que en el Samsung Galaxy S6 (en diez segundos, el modelo de Apple va tornando su pantalla a negro).

Por cierto, es interesante ver como el Samsung Galaxy S6 tarda más o menos un minuto en mostrar los primeros síntomas de problemas, que no son otros que la parada de aplicaciones debido al sobrecalentamiento. Unos segundos después, el dispositivo entra en un bucle de reinicio del sistema operativo hasta que finalmente se apaga sin remisión.

Imagen trasera del Samsung Galaxy S6

Un vídeo curioso, no cabe duda, y que no deja de ser algo puntual que esperemos que no haga nadie ya que el resultado, como se ha visto, es que ambos modelos quedan inservibles. Eso sí, con el Samsung Galaxy S6 tendrás algo más de tiempo para poder reaccionar y sacarlo del agua en caso de que se tenga un problema específico.