El Qualcomm Snapdragon 808 del LG G4 tiene un mejor rendimiento que el Qualcomm Snapdragon 810

Escrito por Emmanuel Jiménez

El LG G4 es el último gran smartphone que ha sido lanzado al mercado. Lo curioso de este es que llega con el Qualcomm Snapdragon 808, en lugar del Qualcomm Snapdragon 810, teóricamente, con el que cuentan el HTC One M9, el LG G Flex 2, y el Sony Xperia Z4. Sin embargo, parece que este procesador, teóricamente peor, es en realidad un mejor procesador.

Un procesador más equilibrado

Cuánto habremos hablado ya sobre los supuestos problemas de temperatura que tenía el Qualcomm Snapdragon 810. Han sido negados tanto por Qualcomm, por LG y por HTC. Los problemas de rendimiento se atribuían a defectos ene lsoftware, o simplemente se negaban. De hecho, LG afirmó no haber tenido ningún problema con el procesador del LG G Flex 2. Pero lo curioso es que el LG G4 llegó con el Qualcomm Snapdragon 808. Supuestamente, este se eligió antes de conocer los problemas del Qualcomm Snapdragon 810. Sea así o no, lo interesante es en realidad conocer cuál es el rendimiento de este procesador. Ars Technica ha tenido la posibilidad de analizarlo y compararlo al del LG G Flex 2 con unos resultados que nos llaman muchísimo la atención. Aunque en un benchmark convencional, el Qualcomm Snapdragon 810 sería capaz de ofrecer un mejor rendimiento que el Qualcomm Snapdragon 808, cuando se realiza un análisis de más tiempo de funcionamiento, se ve que el Qualcomm Snapdragon 810 pierde rendimiento, mientras que el Qualcomm Snapdragon 808 se mantiene, mejorando a su hermano mayor.

Qualcomm Snapdragon 808

Los problemas de temperatura

Si finalmente los problemas del Qualcomm Snapdragon 810 son de temperatura o no lo son es algo que no sabemos. Pero al final el análisis cuyos resultados vemos en el siguiente gráfico es bastante claro. Se compara el rendimiento del Samsung Galaxy S6 con el del LG G Flex 2 y el del LG G4, tanto con alta temperatura como con baja temperatura. El LG G Flex 2 en baja temperatura supera al LG G4 en las mismas circunstancias. No obstante, con una mayor temperatura, el procesador del LG G4 mejora su rendimiento, algo que ocurre con cualquier procesador. Curiosamente, con el LG G Flex 2 ocurre lo contrario, y es que el rendimiento baja muchísimo.

Este análisis se puede hacer con Geekbench 3 en un benchmark de 15 minutos que se encarga de comparar el rendimiento de los procesadores a diferentes temperaturas. No hay mucho que decir en realidad. Queda bastante claro con el gráfico. El Qualcomm Snapdragon 808 es un procesador de un nivel inferior al Qualcomm Snapdragon 810. Pero al no tener que bajar el rendimiento al alcanzar altas temperaturas, nos encontramos con un rendimiento mucho más equilibrado y mejor para lo que es el uso normal de un smartphone, en el que solo queremos más potencia cuando vamos a jugar a videojuegos o ver películas, algo que suele durar bastante tiempo.

Fuente: Ars Technica