Samsung Pay podría no llegar a Europa hasta el 2016

Escrito por Emmanuel Jiménez

Samsung Pay era una de las características más llamativas que la compañía anunció cuando se presentó el nuevo Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge. Sabíamos que no se lanzaría a la vez que el smartphone, pero no pensábamos que fuera a llegar tan tarde. Su lanzamiento en Europa podría no producirse hasta el próximo año 2016.

No llegará pronto

Aunque parecía ser una de las características que Samsung utilizaría para rivalizar con Apple y el resto de grandes smartphones con Android, lo cierto es que no tendrá tanta importancia debido a que su disponibilidad aún tardará en llegar aquí. Y es curioso, porque en realidad el Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge ya cuentan con componentes únicos instalados para poder utilizar la tecnología integrada de esta nueva plataforma de pagos móviles. Aun así, los últimos datos sobre Samsung Pay nos dicen que la plataforma tardará en llegar. Mientras que inicialmente solo supimos de su disponibilidad en Estados Unidos y en Corea del Sur, y se hablaba de verano, ahora sabemos que a estas dos regiones llegará “en la segunda mitad de año”. Es decir, se ha pasado de verano a la segunda mitad de año, lo que nos podría llevar desde julio hasta diciembre, aunque lo más probable sería ver un lanzamiento en septiembre u octubre.

Samsung Pay

Y eso para Estados Unidos y Corea del Sur, regiones en las que se supone que se lanzaría la plataforma primero hasta ver qué tal funcionaba. Por lo que podemos esperar que en Europa y China llegue más tarde, probablemente ya en el año 2016, cerca del lanzamiento del Samsung Galaxy S7, que es lo que nos llama la atención, dado que el Galaxy S6, como ya hemos dicho, cuenta con los componentes necesarios

Samsung Pay, el gran rival de Apple Pay y Android Pay

Samsung Pay integraba una tecnología única que permitía no solo pagar por medio de NFC, sino también generando un campo magnético desde el propio smartphone que nos permite pagar en terminales de pago virtual que no aceptan el NFC, de ahí que Samsung Pay fuera en realidad una herramienta para rivalizar con Apple y Android, que finalmente no podrá utilizarse hasta muy avanzado el 2015.