El uso de Android Lollipop aumenta gracias a la llegada de teléfonos de gama alta

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Poco a poco la distribución Android Lollipop va ganando porcentaje de uso en lo que se refiere a las versiones del sistema operativo desarrollado por Google. Según se ha podido conocer en el último estudio que la compañía de Mountain View ha publicado, parece claro que el crecimiento de su último trabajo sigue aumentando de forma constante (aunque, ciertamente, algo lenta).

Y, como era de esperar, que el porcentaje de uso de Android Lollipop sea mayor coincide con la llegada de los nuevos teléfonos de gama alta del 2015 al mercado, como por ejemplo el Samsung Galaxy S6 o el HTC One M9. Tampoco hay que olvidar que los modelos anteriores de esta misma gama de producto también han comenzado a recibir su correspondiente actualización. Es decir, que son los terminales potentes los que están empujando a la última iteración del sistema operativo de Google.

El caso es que, como se puede ver en la imagen que dejamos en este artículo, el porcentaje de dispositivos que utilizan Android Lollipop -en el periodo de tiempo que va desde el 28 de abril al 4 de mayo- llega casi al diez por cierto (9,7% exactamente). No es precisamente la distribución con el mejor dato, pero sí que duplica a lo que se pudo ver en el mes anterior. Por lo tanto, buenas noticias si se tiene en cuenta que cada vez está más claro que a Google no le preocupa en exceso la fragmentación del uso de su sistema operativo.

Uso de Android Lollipop

El resto de las distribuciones

Como ya es habitual desde hace un tiempo, la versión Android más utilizada es KitKat, aunque bien es cierto que baja el porcentaje de uso al 39,8% (lo que se debe a que algunos modelos ya han migrado a Android Lollipop). Detrás se mantiene muy estable Jelly Bean, lo que tiene una explicación sencilla: muchos modelos se han quedado anclados en esta distribución Android, y no van a evolucionar, por lo que hasta que no se cambie de terminal por parte de los usuarios, su uso se mantendrá bastante alto.

En cuanto a distribuciones más antiguas, como por ejemplo Froyo o Ice Cream Sandwich, hay que decir que su decrecimiento es evidente y cada vez su porcentaje disminuye. Algo que también es lógico, ya que la compatibilidad de estos sistemas operativos con las aplicaciones es reducida, por lo que es normal que se dé un salto de equipos si es necesario para evitar esto.

Android 5.0 Lollipop

El caso es que el crecimiento de Android Lollipop es constante, aunque algo lento y claramente se debe a la llegada de los modelos de gama alta. Esperemos que con el despliegue para modelos de otros segmentos del mercado, como por ejemplo el Samsung Galaxy Alpha, permita que el último desarrollo de Google siga creciendo. ¿Tú ya disfrutas de Material Design?

Fuente: Google