Project Jacquard, cuando la ropa se convierte en pantalla táctil

Escrito por Emmanuel Jiménez

El jueves se realizaron los grandes anuncios del Google I/O 2015. Sin embargo, ayer también se produjeron algunos anuncios interesantes. Uno de ellos es el de Project Jacquard, una de las novedades más revolucionarias y que podría cambiarlo todo de aquí a un tiempo, sobre todo con el creciente éxito de los wearables como las gafas inteligentes, y ahora os explicamos el por qué. La clave está en convertir la ropa en una pantalla táctil.

¿Qué es Project Jacquard?

Aunque no lo podemos todo reducir a una simple frase, lo cierto es que se puede decir que consiste en convertir la ropa en una pantalla táctil. Es decir, que podamos utilizar la manga de una camisa, o simplemente el pantalón, para desplazarnos tal y como lo haríamos en una pantalla táctil. “Imposible”, diréis, o quizás creáis que no hay forma de que eso tenga algún futuro. Bueno, pues os lo vamos a dejar muy claro todo con el siguiente vídeo. Pero antes que eso os daremos una simple base. Construir un hilo conductor, capaz de detectar una pulsación táctil, es muy simple, y ya existe esa tecnología. Lo veréis al comienzo del vídeo. La clave del proyecto reside en aplicar esta tecnología a ropa que estaríamos dispuestos a ponernos, y no a un feo y friki pantalón gris.

Moda

Efectivamente, no hablamos de un pantalón, o de una camisa, hablamos de moda, hablamos de ropa que nosotros nos podríamos, y de ser capaz de utilizar esa tecnología en los pantalones vaqueros que llevamos, o en la americana con la que vamos al trabajo, o simplemente en un chaleco elegante y vistoso. Se trata de combinar este tipo de hilos, con los componentes requeridos por ese dispositivo electrónico en concreto, dependiendo de las funciones que queremos que tenga, y unirlo todo. Eso incluye conectividad, por supuesto, para poder interconectar todos los dispositivos. El siguiente vídeo os permitirá haceros una idea de la precisión que puede tener una de estas ropas táctiles.

¿Cómo se podría aplicar?

Y aquí viene lo importante, porque uno podría no tener claro para qué podría ser esto en el futuro. No obstante, en realidad su futuro es realmente prometedor. Hablamos, por ejemplo, de las Google Glass, las gafas inteligentes de la compañía que parecen que están ahora mismo en una difícil situación entre la desaparición y un relanzamiento próximo. ¿Cómo te desplazas por los menús de las Google Glass? Con la voz o utilizando un pequeño panel táctil ubicado en la sección lateral de las gafas. ¿Verdad que es muy discreto ir por la calle o entrar a un restaurante, y estar desplazándote por los menús de tus Google Glass con la mano en alto, al lado de la cara, utilizando el panel táctil? Y no solo discreto, sino cómodo, ¿verdad? Dejando fuera las ironías, parece claro que las Google Glass podrían necesitar de algo más que un simple panel táctil. Pero y si tuviéramos una región táctil en el lateral derecho de unos pantalones, justo a la altura de nuestra mano, de manera que podamos desplazarnos por las Google Glass casi sin que sea perceptible.

Pero a eso hay que añadirle más cosas. Por ejemplo, la posibilidad de poder llevar componentes que no podemos integrar en unas gafas en una prenda de ropa mucho mayor. No se notará si en el dobladillo de un pantalón incluimos una batería, o un lector de tarjetas SIM para realizar llamadas. Este dispositivo se conecta con las gafas inteligentes, que solo actúan como micrófono y altavoces Bluetooth. Y sí, estoy de acuerdo, no vamos a llevar todos los días los mismos pantalones, pero de momento, la idea es buena, el planteamiento no es complejo, y se puede seguir trabajando en ello. Veremos en qué acaba Project Jacquard.

Más información: Project Jacquard