¿Por qué la resolución de la cámara en megapíxeles es tan poco relevante?

Parece que hoy en día el número de megapíxeles es lo que determina la calidad de una cámara. Bueno, en realidad de eso tenemos culpa nosotros, pues cuando hablamos de la cámara de un móvil, solo hablamos de los megapíxeles. Pero queremos explicaros por qué es tan poco relevante el número de megapíxeles de una cámara.

Nunca usamos las imágenes de alta resolución

Párate a pensar por un momento cuándo ves tus fotografías. Hoy en día, hay dos plataformas principales en las que vemos las fotografías. Una de ellas es Facebook, porque nos permite compartirlas con los demás, y la otra es Instagram, porque a la posibilidad de compartir hay que añadir la posibilidad de añadir efectos y hacer que la foto “quede bonita”. Dos plataformas que cuenta con una grandísima cantidad de fotos. Podemos llegar a la conclusión de que la calidad de las fotos en estas plataformas no debe ser mala, ¿no? Pero, ¿cuál es la resolución de las fotografías que hay en Facebook o en WhatsApp?

La resolución, ¿qué es?

En realidad, la resolución de una cámara sí que determina en cierto nivel la calidad de una fotografía. La resolución de una cámara se mide en megapíxeles. Un megapíxel son 1 millón de píxeles. Un fotografía de un megapíxel podría ser una con una resolución de 1.000 x 1.000 píxeles. Cuantos más píxeles, mayor definición hay en una fotografía, y más fácil es recortar dicha foto para obtener una foto resultante que pueda ser útil. En el mundo de la fotografía profesional es importante. A veces uno quiere captar una puesta de Sol con un objetivo gran angular. Con una cámara con mucha resolución, es posible recortar una pequeña sección de la imagen para obtener una imagen resultante que sigue siendo de gran tamaño y que tiene gran calidad. Sin embargo, en el caso de los smartphones la resolución pierde relevancia. Y si no, fijáis en lo que ocurre con Facebook e Instagram.

Cámara del Samsung Galaxy S6 Edge

La resolución en Facebook e Instagram

Si tienes un móvil de alta gama, es posible que seas capaz de capturar fotografías de 16 megapíxeles, o incluso de 21 megapíxeles. Sin embargo, cuando subas tu fotografía Facebook, la red social se va a encargar de reducir esta a 2 megapíxeles, por ejemplo, haciendo que el tamaño de una foto de 6 MB pase a ser de tan solo 300 KB. ¿Se pierde calidad? Sí, pero la visualización al final es suficiente para verla en un móvil, o incluso en una pantalla. Pero, ¿qué hay de Instagram? Todas las fotos de Instagram pasan a tener una resolución de 640 x 640 píxeles, o lo que es lo mismo, 0,4 megapíxeles, y eso solo si seleccionamos la alta calidad en la fotografía. Esto mismo ocurre, por ejemplo, con otras tantas plataformas de fotografía en Internet y de redes sociales, lo que significa que menos megapíxeles no significa peores fotos necesariamente, salvo que las vayamos a imprimir y fijar en una pared, e incluso entonces nuestro móvil tendrá la suficiente calidad.

Nexus 6 Cámara

Cámaras mejores con menor resolución

Ahora bien, para comprender mejor la cuestión de la relación entre la calidad de una cámara y la resolución de la misma, debemos tratar de pensar en la situación. Los fabricantes de smartphones tratan de diseñar móviles con un equilibrio entre sus características y su precio, para que los usuarios lo compren. Un móvil mejor, les costará más dinero, y lo venderán más caro. Una cámara mejor, es más cara. ¿Cómo es posible entonces que veamos móviles del mismo precio con cámaras de 20, 16 y 8 megapíxeles? Porque la cámara no es un único componente. Todos entendemos que instalar un procesador mejor, o una pantalla mejor, podría suponer tener que prescindir de algunas características, como una fabricación en metal, o la resistencia al agua, porque esto haría más costoso al móvil. Con la cámara ocurre exactamente igual, un sensor de mayor resolución, implica un mayor gasto, por lo que el resto de componentes de la cámara tienen que ser peores. Los fabricantes pueden elegir comprar una unidad de cámara de 40 euros con una resolución de 8 megapíxeles, o una unidad de 40 euros con una resolución de 16 megapíxeles. Este último tiene mayor resolución pero hay un mayor desequilibrio en la cámara. Las fotos tendrán más detalles sí, pero quizás no representarán los colores tal y como querríamos, o la cámara no es capaz de tener la estabilidad a la hora de grabar que tiene la de menor resolución. Y ya no solo es una cuestión de optimizar en componentes, sino que determinadas tecnologías todavía no existen. Es muy fácil fabricar una pantalla 4K de 50 pulgadas, pero cuando tiene que tener la misma resolución en una pantalla 10 veces más pequeña, ¿verdad que todo se complica más? Con las cámaras ocurre igual. No es igual de fácil construir una cámara equilibrada de 8 megapíxeles, que una de 16 megapíxeles, o que una de 20 megapíxeles. Quizás por eso nos encontramos con que entre los 10 móviles con mejor cámara del mercado, los primeros son los Samsung Galaxy S6 y Note 4, seguidos del iPhone 6 Plus y iPhone 6, con cámaras de 8 megapíxeles, quedando por delante de los Xperia Z2 y Xperia Z1 con cámaras de más de 20 megapíxeles.

Samsung Galaxy S6 Portada Camara

¿Cómo conocer la calidad de una cámara?

Si los megapíxeles no son la clave, ¿cómo sé que una cámara es mejor que otra? No lo podemos saber, al menos no con los datos que los fabricantes nos dan. Nos hablan de resolución de la cámara, de apertura de diafragma, de focal, pero al final estos datos no son más que teoría. La única manera que tenemos de conocer la calidad de una cámara es por medio de análisis de profesionales, como los que encontramos en DxOMark, por ejemplo, o habiendo probando cada uno de nosotros el smartphone. En su defecto, las opiniones de los usuarios pueden ser mucho más útiles que lo que nos diga el propio fabricante.