El Samsung Galaxy Note 5 sería el primer modelo de la compañía con USB tipo C

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Todavía falta un tiempo para que el Samsung Galaxy Note 5 sea una realidad, ya que todo hace pensar que esto sucederá en el mes de septiembre, en el transcurso de la feria IFA que se celebrará en Berlín como es costumbre. Pero, esto, no quiere decir que no se tenga noticias respecto a las opciones que pueden ser de la partida en el nuevo phablet de gama alta de la compañía coreana.

No hace mucho que se ha conocido una patente de Samsung en la que se pude ver un desarrollo mediante el cual es posible que el stylus que utiliza este dispositivo, el S Pen, sale de su anclaje de forma automática (incluso, esto se cree que se puede conseguir utilizando un comando de voz). Esta podría ser una de las novedades que sean de la partida en el Samsung Galaxy Note 5 y que la harán un modelo diferente. Pero a buen seguro que no será la única.

USB-C

Ahora se ha conocido que es muy posible que este nuevo terminal con sistema operativo Android sea el primero del fabricante que integre el puerto USB tipo C. Esta conexión, que ofrece altas tasas de transferencia de datos (hasta 10 Gbps) y, además, es reversible. Pero una de las mejoras más espectaculares que ofrece esta nueva interfaz de conexión es que la energía que es capaz de suministrar es de 20 voltios y amperios (por los 5 y 1,8 de su predecesor). Esto significa que al recarga de la batería del Samsung Galaxy Note 5 se realizará de una forma mucho más rápida y, también, eficiente.

Claras mejoras

De ser cierta la inclusión de USB tipo C en el Samsung Galaxy Note 5, el día a día de los usuarios que utilicen el nuevo phablet se verá mejorado de forma clara. Aparte de que el tiempo que se necesitará para que la batería cargue al 100%, no habrá problemas respecto a cómo se conecta el cable de conexión -nos referimos a la posición- y, evidentemente, el tiempo que se tarda en transferir archivos se reduce. Todo esto lleva a una conclusión: se optimizará el uso del phablet en varios apartados, para así ser mucho mejor.

Samsung Galaxy Note 4

Y, todo esto, acompañara a otros añadidos y mejoras en el Samsung Galaxy Note 5. Algunos de las que parecen muy claras son la inclusión de un cuerpo metálico, pantallas de 2K y 4K para cada una de las dos variantes que se esperan, y, como no, el procesador Exynos 7422 que se espera que gobierne el nuevo phablet -que tendría una batería de 4.100 mAh-. ¿Os parece un buen añadido el nuevo tipo de conexión USB que paree que tendrá este dispositivo?

Fuente: Naver