Qualcomm Snapdragon 810: verdades y mentiras de este procesador

Escrito por
Android

El Qualcomm Snapdragon 810 no ha sido el procesador más exitoso de la compañía, desde luego. A pesar de ser, en teoría, el mejor de todos los que ha lanzado hasta el momento, los graves problemas de temperatura que este alcanza están haciendo que tanto él como los móviles que lo integran sean muy criticados. No obstante, ¿qué es verdad y qué es mentira con respecto a este procesador?

Mentira: El procesador no tiene problemas

Tanto Qualcomm como los fabricantes de los móviles que integran este procesador han intentado quitar peso a las acusaciones de que el procesador y los smartphones tenían problemas de temperatura. Primero fue Qualcomm, cuando la compañía publicó una gráfica en la que se veía que la temperatura alcanzada por el procesador en alto rendimiento era menor que la del anterior procesador de gama alta de la compañía, afirmando de algún modo que esos problemas de temperatura no existían. HTC también afirmó que se trataba de un problema de software, como si de verdad hubiera sido la culpa suya, cuando lo era de Qualcomm. Al final hay una realidad, y no es que no tenga problemas.

Verdad: El procesador tiene problemas de temperatura

Ni siquiera hacen falta pruebas que lo demuestren. Al final solo tenemos que fijarnos en todos los móviles que van llegando con dicho procesador. El HTC One M9 fue el primero de ellos, pero también acaba de ocurrir con el Sony Xperia Z3+, también denominado Sony Xperia Z4. Sabían de dichos problemas y aun así no han conseguido evitarlos aún. Han afirmado que una actualización acabará con los problemas de temperatura, pero al final la clave está en que dicho procesador tiene problemas de temperatura.

Qualcomm Snapdragon 810

Verdad a medias: Este problema tiene “solución”

Muchos fabricantes afirman que el problema del procesador se soluciona con una actualización de software. Eso no es del todo cierto. Si los problemas provienen de que el procesador alcanza una temperatura superior a la recomendable para un procesador, entonces sí que hay solución para esos problemas. Es tan simple como reducir el rendimiento del procesador, para evitar que llegue a ese nivel de temperaturas. Ahora bien, si el problema lo simplificamos en que alcanza una gran temperatura, ese no tiene solución por actualización de software. Es un problema en el diseño del procesador, y no hay solución. La actualización hará que no se alcance tan alta temperatura, sí, pero a costa de un menor rendimiento.

Mentira: El móvil funcionará mal

Muchos usuarios han pasado del blanco al negro al conocer estos problemas de temperatura. Creen que cualquier móvil con el procesador Qualcomm Snapdragon 810 irá mal, o tendrá un rendimiento menor que sus rivales, o en algún momento dará problemas. Esto no es así. En realidad sí estamos hablando del procesador más potente del mercado. ¿Rendirá a un menor nivel? Claro que sí. Pero un coche de 200 CV rindiendo a un menor nivel puede seguir corriendo más rápido que un coche de 120 CV. Eso no quiere decir que este Qualcomm Snapdragon 810 siga siendo el mejor. Pero ahora que el mejor ya no rinde igual, habrá que buscar cuál es el mejor, compararlo y ver si de verdad, al utilizar móviles con estos procesador, encontramos diferencias, o quizás encontremos mejor el del Qualcomm Snapdragon 810. Además, de cara al futuro tampoco debe preocuparnos, si la actualización soluciona el problema como hemos dicho antes, al menos no se afectará al resto de componentes del smartphone.

Mentira: El Qualcomm Snapdragon 808 es mejor

Por último, podríamos caer en el error de afirmar que el Qualcomm Snapdragon 808 es mejor. En realidad, es difícil de comparar. Es como decir que una moto es mejor que un coche. Uno es un procesador de 6 núcleos, y el otro es un procesador de 8 núcleos con problemas de temperatura y optimizado para funcionar con un rendimiento menor. ¿Empatan? ¿Cuál gana? Probablemente, como hemos dicho antes, no los podemos comparar. Depende de en qué momento, y de cuántas apps estemos ejecutando, o de si las apps requieren de mucha potencia. 8 núcleos serán más núcleos que 6 a veces, y un procesador sin límites podrá rendir mejor otras veces. Pero la clave está en no caer en el error de considerar que el Qualcomm Snapdragon 808 es claramente mejor. De hecho, si así lo fuera, no seguiríamos viendo móviles con el Qualcomm Snapdragon 810. Vemos unos y otros porque ni los fabricantes tienen claro qué es mejor instalar ahora mismo.