Google solucionará los problemas de memoria de los móviles con las apps en la Nube

Escrito por Emmanuel Jiménez

El futuro ya está diseñado y ya está pensado. Eso es una realidad. Lo que veremos dentro de unos años en el mundo de la tecnología ya está ahora mismo en los laboratorios de ingeniería de selectas compañías, entre ellas, Google. Y es que, parece que la compañía del buscador quiere un futuro en el que las apps estén en la Nube.

Apps en la Nube, ¿es posible?

Todavía queda un grupo de usuarios, que a veces es mayoritario, al que no gusta demasiado eso de la Nube. Y no hablamos de que les preocupe que pueda tener sus desventajas, sino que parece que no ofrece la misma funcionalidad que una app instalada en un móvil y ejecutándose aquí, en los chips de nuestro dispositivo. Sin embargo, lo cierto es que eso ya no es así. Hoy en día es posible ejecutar apps en la Nube y utilizarlas desde nuestro móvil con una latencia bajísima. Y si no, fíjate en los videojuegos. Es mucho más complejo, debido a que es imprescindible que no haya errores en la descarga y subida de datos, pero aun así hoy en día ya hay diversas plataformas para jugar a videojuegos en la Nube. Una de las compañías que más ha destacado en este aspecto es Agawi.

Apps Portada

Agawi es de Google

¿Os suena Nvidia Grid? Es la plataforma para jugar en la Nube de la conocida compañía especializada en componentes de procesamiento y componentes para dispositivos de videojuegos. Pero esa plataforma no es solo de Nvidia. Y es que Nvidia era uno de los principales clientes de Agawi, antes de que Google la comprara. ¿Y para qué la compró Google? Pues porque tiene el objetivo de que algún día las aplicaciones las podamos ejecutar en la Nube.

Ventajas

La principal ventaja de poder ejecutar las aplicaciones en la Nube es la misma que tienen los Chromebooks. No requieres de componentes de gran nivel, porque los servidores son los que tienen que asumir la carga de ejecución de estas aplicaciones. Así, móviles básicos podrían ejecutar las mejores apps y las más potentes. Solo necesitamos una pantalla y una conexión a Internet. Y con esto se soluciona uno de los problemas básicos hoy en día en los móviles de gama básica, la escasa memoria interna. Lo que todavía necesitamos, obviamente, son conexiones a Internet más rápidas, más estables, y más baratas. Pero eso es algo que llegará, y no en demasiado tiempo.