Una selfie podría sustituir a la huella dactilar y las contraseñas

Escrito por Emmanuel Jiménez

Parecía que las contraseñas iban a desaparecer y que iban a ser sustituidas por las huellas dactilares. Y de momento estas últimas parecen las candidatas que tienen más posibilidades para conseguir convertirse en la mejor manera de identificarse. Sin embargo, las selfies podrían empezar a quitarle el sitio. MasterCard podría comenzar a utilizar el reconocimiento facial a la hora de realizar pagos.

En lugar de las contraseñas

Las contraseñas han sido lo que hasta ahora habíamos utilizado para identificarnos. Sin embargo, recientemente han aparecido otras opciones que pueden sustituir a la perfección a las contraseñas. Es el caso, por ejemplo, de la huella dactilar. E incluso hay una diferencia. Varios usuarios podrían tener la misma contraseña, o incluso adivinarla, pero eso no ocurre con la huella dactilar. No obstante, ahora llega una nueva opción, que es el reconocimiento facial. No es tan bueno, podría parecer. Y es cierto, Android ya incluyó hace tiempo la opción de desbloquear la pantalla utilizando la cámara frontal para el reconocimiento de nuestra cara. Pero ahora es MasterCard la compañía que podría comenzar a utilizar el reconocimiento facial para autorizar pagos con la tarjeta de crédito.

MasterCard Android Pay

En otoño

Esta nueva opción para autorizar los pagos podría comenzar a utilizarse ya en otoño. La compañía ya ha llegado a acuerdos con Apple, Google, BlackBerry, Samsung y Microsoft para comenzar a utilizar el reconocimiento facial en los pagos, y ellos afirman que no será posible reconstruir una cara para poder hacerse pasar por otra persona. En cualquier caso, parece que todavía queda recorrido para que esto pueda llegar a sustituir a la huella dactilar. Son ya bastantes los smartphones que cuentan con un lector de huella dactilar instalado, y de momento, parecen mucho más rápida la lectura de una huella dactilar, que la identificación facial. Aunque parece que el mundo de la tecnología está decidido a acabar con las contraseñas.