Descubre las mejoras del Samsung Galaxy Tab S2 respecto al Galaxy Tab S

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Hoy se ha oficializado la llegada del Samsung Galaxy Tab S2, un tablet que está destinado a la gama alta de producto y, por lo tanto, que llega para competir en la gama alta de producto en un mercado que está algo estancado en la actualidad. Pues bien, te comentamos las mejoras que este modelo incluye respecto al que viene a sustituir de la propia compañía coreana.

Lo cierto es que hay avances, pero no estamos ante un modelo disruptor que llegue para cambiar de forma definitiva esta gama de producto, por lo que se le debe considerar una evolución que mejora en ciertos apartados para adaptarse a la necesidades del mercado. Por lo tanto, es una opción mucho más atractiva para los usuarios (del precio, como hemos indicado antes, por el momento no hay noticia alguna y esto, como siempre, es clave).

Uno de los primeros detalles que llaman la atención es que la relación de aspecto de la pantalla del nuevo Samsung Galaxy Tab S2 es de 4:3, dejando atrás el formato panorámico del anterior modelo. Esto, como ocurre con el Nexus 9, permite el ver aplicaciones en dos columnas y, además, optimiza la visualización de los navegadores. Personalmente, creo que los vídeos y los juegos se ven mejor en 16:9, por lo que sí es un acierto dependerá de los gustos de cada usuario.

Frontal Samsung Galaxy Tab S2

Otros detalles a valorar en lo que se refiere a la pantalla es que se mentían el uso de paneles SuperAMOLED, lo que claramente es un acierto y, sorprendentemente, la resolución del Samsung Galaxy Tab S2 es mejor (2.048 x 1.536 por los 2.560 x 1.600). Habrá que comprobar si esto tiene algún efecto real en la visualización, pero lo que es seguro es que el procesador sufrirá menor a la hora de “pintar” lo que se ve en el panel y, por lo tanto, es de esperar un rendimiento mejor. Por cierto, las dimensiones de este componente en las dos versiones varían, ya que ahora son de 8 y 9,7 pulgadas -por las 8,4 y 10,5 de la versión anterior del tablet-.

El hardware

Para empezar, que se mantengan los 3 GB de RAM no es una sorpresa, ya que por el momento en Samsung no han dado el salto a los cuatro “gigas”, algo que parece estar reservado para el Galaxy Note 5. El caso, es que esta cantidad de memoria no es para nada insuficiente, y es capaz de gestionar adecuadamente Android Lollipop (aunque a buen seguro que con la nueva versión del sistema operativo que prepara Google, las cosas van mucho mejor en este apartado).

Donde hay novedades en el procesador, ya que el Samsung Galaxy Tab S2 incluye un Exynos 5433 de cocho núcleos, que ofrece avances en arquitectura respecto al Exynos 5420 del Galaxy Tab S. Además, la GPU integrada es superior en el nuevo tablet, ya que esta es una Mali-T760 MP6, que ofrece un rendimiento claramente mejor que la Mali-T628 MP6.

Samsung Galaxy Tab S 10.5

Además, hay que tener en cuenta que las cámaras son iguales en los dos modelos, por lo que la compañía no ha creído oportuno esforzarse en este apartado, pero sí que ha mejorado la capacidad de almacenamiento del Samsung Galaxy Tab S2, ya que ahora las  opciones son 32 o 64 GB, por los dieciséis o treinta y dos “gigas” de la primera versión de este tablet.

Con todo lo comentado, y sabiendo que el nuevo Samsung Galaxy Tab S2 es mucho más fino (5,6 milímetros por 6,6 mm), ya es cuestión de valorar si merece la pena actualizar al nuevo modelo si se tiene al que sustituye que, ciertamente, es muy potente y de calidad. ¿Qué opináis?

Tabla comparativa del Samung Galaxy Tab S2 frente al Galaxy Tab S