Antes de comprar un reloj con Android Wear, debes conocer sus 4 grandes defectos

Escrito por Emmanuel Jiménez

Van a comenzar a llegar nuevos relojes con Android Wear, y los anteriores van a contar cada vez con un precio más económico. Esto podría llevarte a querer comprar uno. Sin embargo, antes de comprar un reloj con Android Wear, hay 4 grandes defectos que debes conocer.

1.- Su poca autonomía

Puede que consigas que el reloj inteligente llegue a tener una autonomía de un día, pero ni eso será suficiente. Tener que cargar la batería del reloj todos los días es peor que tener que cargar la del móvil todos los días. No es raro encontrarte al final con que no puedes usar el reloj porque se ha quedado sin batería justo cuando ibas a salir, así que no lo puedes utilizar. A su vez, a esto hay que sumarle que para poder utilizar bien un reloj a veces es bueno poder subirle el brillo al máximo. Para tener una autonomía relativamente buena, tienes que bajar el brillo hasta niveles inferiores a los de un smartphone, y eso a veces no es genial para un dispositivo que debería ser más vistoso.

2.- Su gran tamaño

Parecen relojes, y con los nuevos diseños son casi iguales que un reloj convencional, pero lo cierto es que una vez que los ves te das cuenta de que en realidad son mucho más grandes que un reloj, y tiene un grosor mayor. De hecho, su grosor es mayor incluso que el de la mayoría de los smartphones de hoy en día de gama media/alta. Y además son más pesados que un reloj. Esto tampoco tiene por qué ser determinante, pero es algo a tener en cuenta. Si nunca antes has tenido un reloj inteligente en la mano, es mejor que intentes probarlo antes de comprarlo.

Moto 360 Portada

3.- Pocas funciones

Tampoco creas que te vas a olvidar de utilizar el smartphone. En realidad las funciones principales del reloj inteligente son para actuar como una segunda pantalla. Si recibes un email lo podrás leer en el reloj, si recibes un WhatsApp también, e incluso podrás responder por voz. Quizás pienses que no son demasiadas funciones para un reloj inteligente que tiene un precio de casi 200 euros, y puede que lleves razón. Por eso deberías comprarlo solo si es verdaderamente lo que estás buscando. Para mí es genial poder leer los emails o los tweets en el reloj.

4.- Problemas de conexiones

Ya lo habíamos mencionado en otra ocasión, pero queremos repetirlo. Hoy por hoy, los relojes inteligentes con Android Wear todavía tienen que mejorar algo sus problemas de conexión. Probablemente funcionan mejor que relojes que no utilizan Android Wear, pero eso no hace que ya sean buenos. No es posible que a veces aparezca en la pantalla de nuestro smartphone que nuestro Android Wear está desconectado, cuando en realidad no hemos hecho nada para que así ocurra. Estos problemas de conectividad ocurren incluso con conexiones más estables cuando hablamos de conexiones inalámbricas, como puede ser la red WiFi de casa, pero debes tener eso en cuenta antes de comprar un Android Wear. Habrá errores de conexión, y si eres de los que nos acepta esta clase de errores en un reloj inteligente de 200 euros, entonces es mejor que decidas no comprarlo.

¿Me compro un reloj inteligente?

Ahora la pregunta es, ¿son estos cuatro motivos lo suficientemente relevantes como para no comprarme un reloj inteligente con Android Wear? En mi caso no. El Motorola Moto 360 que tengo me encanta. El poder leer los correos, los mensajes de WhatsApp y los tweets, en el reloj, e incluso poder responder por voz, es algo que me resulta bastante útil. El gran tamaño y la falta de autonomía para mí es algo menos relevante, y los problemas de conexión son parte del mundo de la tecnología hoy en día. No obstante, son cuatro defectos muy relevantes que hay que tener en cuenta antes de comprar un reloj inteligente con Android Wear.