Los tablets están muriendo

Escrito por Emmanuel Jiménez

Es curioso cómo en tan solo unos cuantos años los tablets han pasado de ser la gran novedad del mundo de la tecnología, a ser un dispositivo que está destinado a ir muriendo poco a poco. Pero, ¿por qué los tablets son dispositivos que están muriendo?

Menos versátiles

Si bien los tablets se han convertido en dispositivos muy útiles para muchos usuarios –los hay incluso que afirman que es el dispositivo que más utilizan–, lo cierto es que son menos versátiles que los smartphones. Sus funciones suelen ser casi únicas. Algunos los necesitan para trabajar, para estudiar, para acudir a reuniones, pero no les dan más uso que ese. Y eso hace que la mayoría de los usuarios que tienen un tablet, si lo han comprado de gama alta, no necesiten cambiarlo hasta que no pasan unas cuantas generaciones de dispositivos. ¿Por qué? Porque su función la siguen realizando casi tan bien como el primer día. Mientras que un smartphone de hace dos años será muy diferente de un smartphone actual, eso no ocurre con los tablets, dado que no los utilizamos para hacer fotografías, por ejemplo.

Nokia N1

Smartphones más grandes

A lo anterior habría que agregar que los smartphones ahora son cada vez de mayor tamaño. Mientras que antes los móviles con pantallas de 4,2 pulgadas podían parecer de gran tamaño, hoy en día los móviles de 4,7 pulgadas son de pequeño tamaño. Los móviles de 5 pulgadas son lo estándar, y son ya muchísimos los que tienen móviles con pantallas de 5,5 pulgadas o más. Así, no era lo mismo contar con un tablet de 10 pulgadas cuando se tenía un móvil con pantalla de 4 pulgadas, que ahora con móviles con pantalla de 5,5 pulgadas. Muchos usuarios han visto que es más cómodo utilizar su smartphones de gran tamaño que el tablet, a pesar de que es casi igual de útil.

Portátiles más ligeros

A esto habría que sumarle que los portátiles también se están acercando a los tablets. Cada vez vemos portátiles más ligeros, y con tamaños más reducidos, lo que hace que sean igual de fáciles de transportar, a pesar de que nos ofrecen más funciones. En un portátil como un MacBook, podemos ejecutar programas de altísimo nivel que nunca podríamos ejecutar en los tablets. Muchos usuarios prefieren hacer un gasto mayor y comprar un portátil en lugar de comprar un tablet. Esto está haciendo que muchos usuarios no quieran comprar tampoco tablets.

Samsung-Galaxy-Tab-S2-back

Los fabricantes los hacen peores

Esto lleva a que los fabricantes decidan lanzar tablets de peor nivel. Lo hemos visto en el Samsung Galaxy Tab S2. A pesar de haber sido lanzado este año, cuenta con el procesador Exynos de alto nivel que Samsung lanzó el año pasado. ¿Por qué? Porque no es necesario en realidad que el tablet sea de tan alto nivel. El problema está en que entonces no tiene ninguna lógica comprar un nuevo tablet, o al menos no tanta. Antes comprábamos un tablet para tener lo último, y que tuviera una vida de unos tres o cuatro años. Pero si los fabricantes diseñan tablets peores, habrá que cambiarlos antes. Claro está, con esto no consiguen precisamente que se compren más tablets, sino todo lo contrario.

¿Cuál es el futuro?

En estas circunstancias, cabe preguntarse, ¿qué les espera a los tablets? ¿Desaparecer? ¿Volverán algún día a ser lo que fueron? Ni una cosa ni la otra. Parece que los tablets que van a comenzar a triunfar son lo de más nivel, aquellos con grandes pantallas, o con grandes características, que les permiten ser casi portátiles, aunque con posibilidades que los portátiles no tienen. Claro está, estos tablets serán más caros, y para un público más reducido. Ese es el futuro de los tablets, convertirse en dispositivos menos vendidos, más caros, pero más especializados.