Habrá que tener más paciencia: Project Ara se retrasa de forma oficial

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Si hay un proyecto que resulta interesante en los dispositivos Android este es Project Ara, ya que tiene innovación y amplias posibilidades, a partes casi iguales. El caso es que esta idea de conseguir dispositivos móviles modulares es una de las cosas que Google se quedó de Motorola, y poco a poco se han ido dando pasos para que sea una realidad. Pero, por lo que se ha sabido, el desarrollo viene con retraso.

Y, además del retraso, también hay cambios en cómo se procederá para realizar as pruebas de los primero modelos que llegarán  los usuarios. En un principio Google pensó en Puerto Rico como pequeño laboratorio de pruebas para lanzar Project Ara, pero finalmente esto no será así y parece que directamente el lanzamiento se realizará en EEUU en primer lugar.

¿Y cuándo llegará Project Ara? Pues por lo que ha aparecido en un mensaje en Twitter de los propios desarrolladores, será en 2016 cuando los teléfonos modulares verán la luz. Eso sí, no se ha concretado en que momento del año esto se producirá. Así, no queda otra que esperar para uno de los trabajos que están llamados a cambiar -en parte- el mundo de los dispositivos móviles, ya que los usuarios podrán cambiar componentes de estos, como si de un ordenador se tratase.

Más tiempo de uso de los dispositivos

A falta de conocer con exactitud la calidad y capacidad de los componente que será parte de Project Ara, lo cierto es que con esta idea es posible que el “esqueleto” de un dispositivo móvil pueda durar mucho más tiempo que hasta ahora. De esta forma, el procesador daría servicio a elementos que se podrían intercambiar, como por ejemplo la RAM o el almacenamiento interno (incluso, las antenas de comunicaciones). Es una idea excelente, pero falta por ver el apoyo de las grandes compañías que podrían ver amenazado su negocio tal y como está estructurado en la actualidad. Pero, sin duda, creo que es el futuro.

Imagen de Project Ara

Pero, para que esto comience a ser una realidad, hay que tener paciencia. Primero para la llegada real de Project Ara al mercado; luego para que su precio no sea desorbitado (tanto del núcleo como de los componentes); y, finalmente, para que su adopción sea universalizada. Es decir, mucho camino por recorrer, pero hablamos de Google.