LG lanzará un terminal de gama alta a finales de año, pero no será el esperado “Súper Premium”

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)
LG

Desde hace un tiempo se viene esperado que la compañía LG lance un nuevo modelo para este año 2015 que sería considerado como “Súper Premium”. Y, lo cierto, es que la fuente de esta información no podría ser más fiable: el presidente de la compañía, Cho Joon Ho. El caso es que se acaba de conocer una información que rebaja un poco las expectativas.

Y de nuevo ha sido el alto directivo que en unas declaraciones se ha encargado de “enfriar” un poco lo que se debe esperar del nuevo terminal que llegará antes de que acabe este año al mercado -este punto sí que lo ha vuelto a confirmar-. Por lo tanto, se pondrá un juego un modelo de gama alta, pero no un dispositivo que sea completamente diferencial respecto a lo que sus rivales del mercado ofrecen (o están por presentar).

Cho Joon Ho presidente de LG

Lo que se busca con el nuevo dispositivo es posicionarse en el mercado para competir sin problemas rente a los modelos más potentes de Samsung y, también, lo que están por llegar de Apple. Y, esto, no es algo precisamente sencillo, como es fácil pensar. Por cierto, lo conocido puede indicar que es posible que la compañía asiática tome la esperada decisión de dar al salto al uso del metal como material de fabricación y, también, que se integre un lector de huellas en su futuro terminal (esto último tiene toda la lógica, ya que el Nexus que fabricación la propia LG lo incluirá). Todo esto manteniendo opciones tan interesantes, y ya de la partida en el LG G4, como por ejemplo su cámara.

¿Qué tipo de dispositivo será?

Aquí es donde hay grandes dudas, ya que hay varias opciones que tendrían sentido para la compañía. Por ejemplo, desde hace tiempo se viene insistiendo en el lanzamiento de un terminal de LG que competiría con los Galaxy Note en la gama de los phablets. La verdad es que le hace falta a este fabricante posicionarse en este segmento mejor de lo que por ahora está (donde tiene una presencia poco relevante).

Por otro lado, podría mantener su política en lo referente a las dimensiones de la pantalla para la gama alta, y quedarse entre las 5,2 y 5,5 pulgadas. En este caso, queda la opción de retomar la gama “Pro” que se descartó en 2014, para que así se diferencie lo mejor posible del actual LG G4 (también existe la posibilidad de que se genere una nueva gama de producto, lo que haría más llamativo a este nuevo modelo).

Apertura con logotipo de LG

El caso es que el presidente de LG ha vuelto a confirmar que antes de que acabe el año 2015 lanzarán un nuevo terminal de gama alta (y a buen seguro que con un procesador mucho más potente que el integrado en su último modelo), pero que no será el dispositivo rompedor que el mismo directivo anunció no hace mucho. Para que llegue este, habrá que espera a 2016.

Fuente > ETNews