Primeras impresiones del teléfono Honor 7 que llega a Europa

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

El nuevo teléfono Honor 7 ya es oficial en Europa, como ayer os comentamos en Android Ayuda, y hemos podido verlo de primera mano. De esta forma, tenemos unas primeras impresiones de lo que ofrece este dispositivo, que ha dado un paso muy importante para la compañía en lo referente al diseño. En este artículo indicaremos las sensaciones que nos ha dejado tras probarlo en el mismo momento de hacerse oficial en Londres.

Lo primero que entra por la vista es el aspecto del Honor 7, un modelo que en su parte trasera utiliza metal como material de fabricación y que recuerda -y mucho- al Huawei Ascend Mate 7, con posiciones muy parecidas tanto de la cámara (que, por cierto, sobresale más de lo que se podría esperar) como en el lector de huellas, algo más pequeño. El caso es que el nuevo modelo es atractivo con líneas rectas llamativas y biseles laterales con un grosor máximo de 8,5 milímetros.

Uso con una mano del Honor 7

Es evidente que este es un teléfono bonito que supone una clara evolución importante -distando mucho del aspecto del Honor 6-, por poner un ejemplo. En lo referente a la ergonomía, hay que decir que la manipulación del nuevo dispositivo es cómoda (hacerlo con sólo una mano es totalmente posible), lo que se consigue gracias a una buena estructura. Es algo más pesado de lo que parece al verlo (157 gramos), sin eser excesivo claro está, por lo que llevarlo en el bolsillo no molesta en absoluto.

Imagen de la parte trasera del Honor 7

La posición de los botones es correcta y se llega bien a ellos, tanto al y utilizar el Honor 7 en posición vertical como en horizontal. El aspecto frontal, por cierto, no desentona ya que los marcos de la pantalla son adecuadamente reducidos, por lo que se aprovecha perfectamente esta parte del teléfono (muy lisa y de buena manipulación en lo referente al panel, que llega protegido con Gorilla Glass).

Funcionamiento

Lo cierto es que lo que pudimos comprobar es que el Honor 7 es rápido, bastante rápido… Esto supone que la interfaz Emotion UI 3.1 ha evolucionado bastante respecto a trabajos anteriores. En lo visual es más llamativa, y reduce el “lag” existente en desarrollos que ya he probado antes. Eso sí, la sensación es que esta implementación no deja salir a la “bestia” que lleva dentro el teléfono en lo que se refiere al hardware (3 GB de RAM y un procesador Kirin 935 de ocho núcleos). Pero, esto, lo podremos confirmar cuando probemos el dispositivo de forma más precisa.

Interfaz Emotion UI del Honor 7

El caso es que el terminal se muestra rápido y sin limitaciones. Hay detalles muy interesantes como que llegará en versión Dual SIM (ambas tarjetas tipo nano y, la segunda, compatible con microSD), lo que le proporciona una mayor utilidad. En cuanto a la autonomía, sin tener una comprobación concreta, sí que con 3.100 mAh y la sensación que nos dejé al probarlo, el conseguir más de un día de uso sin recarga está más que asegurado. Un detalle aquí: es un buen detalle la inclusión de la recarga rápida y el poder utilizar el Honor 7 para suministrar energía a otros modelos, pero esto hay que ver como esto se implementa y, además, qué significa exactamente el que sea opcional.

Manipulación

Evidentemente, aquí hablaremos de lo más llamativo del Honor 7. En primer lugar el lector de huellas, que es muy efectivo y reconoce el uso con una fiabilidad excelente (incluso si el dedo no se pasa totalmente recto). Además, y como ocurre en el Mate 7 de Huawei, no es necesario “despertar” al teléfono para que este accesorio funcione, por lo que es capaz de hacerlo de forma independiente, lo que es muy bueno.

Ranura SIM del Honor 7

Pero este componente tiene más funciones, como por ejemplo el poder utilizarlo como si de un ratón tipo touchpad. Es decir que arrastrando el dedo de arriba hacia abajo sobre el componente se puede desplazar el contenido de una web (y si el gesto es lateral, se pasan fotografías). Esto funciona con una eficacia del 100%, al menos en el rato que lo utilizamos, lo que dota de una usabilidad interesanteal Honor 7 (debido a este uso, que fuera el lector un pelín más grande no hubiera sido malo). Pero, repito, el uso es cómodo y mucho más que correcto.

Hay otras posibilidades que son parte del Honor 7 en lo que se refiere a los gestos. Sin ir más lejos, el pulsar dos vecen en la pantalla permite realizar una captura, lo que es muy cómodo. Además, la inmensa mayoría de las posibilidades son configurables, lo que sin duda es un buen detalle.

Detalle pantalla Honor 7

En lo que respecta a la cámara, esta no funciona mal, en especial su enfoque (que es rapidísimo). Además, los colores están bien representados y las fotos en condiciones de poca luz no son malas, ni mucho menos. Detectamos cierto quemado y algo de sobreexposición, pero no es muy evidente esto en los resultados finales. En cuanto a la aplicación, esta ofrece bastantes opciones, incluidos filtros, por lo que resulta útil pero debería ser algo más intuitiva en un primer momento. Un detalle final: el Honor 7 es capaz de realizar Timelapses, lo que le da un puntito adicional.

Conclusiones

En conjunto el Honor 7 creo que es un muy buen teléfono, y que permite comprobar que la compañía da un paso importante en los acabados y componentes, sin que por ello se ponga a la venta por un precio desorbitado. Una buena apuesta que llega, además, con un soporte técnico idéntico al que ofrece Huawei en España, lo que es muy positivo.

Funciona bastante rápido, ofrece un diseño llamativo y se tiene la sensación de utilizar un teléfono de un nivel superior. Hay apartados en los que es posible mejorar, como por ejemplo la interfaz de usuario, pero es un modelo recomendable con el que es posible hacer tanto lo básico como lo exigente sin problemas.

Además, añadidos como su lector de huellas, su acabado metálico y opciones llamativas en lo referente a los componentes, como su cámara y el procesador. Yo, sin problemas, lo recomendaría a falta de que se le pueda probar de una forma más intensiva. ¿Qué opinión tenéis vosotros?