Los relojes inteligentes no bajan de precio… siguen subiendo

Escrito por Emmanuel Jiménez

Cuando Motorola, Sony, LG y compañía lanzaron los primeros relojes inteligentes, accesorios que dependían de los smartphones para ser útiles, todo el mundo razonó que sus precios superiores a los 200 euros debían bajar si querían tener éxito. Bueno, pues ha sucedido lo contrario, los nuevos relojes inteligentes que se han presentado oficialmente son todavía más caros.

Superan los 300 euros

Concretamente, los relojes inteligentes más destacables que hoy se han presentado han sido el Motorola Moto 360 de segunda generación y el Huawei Watch. El primero de ellos, según os acabamos de contar, no ha recibido notables mejoras. Un procesador algo mejor, un diseño mejorado, una batería de mayor capacidad… pero nada que sea suficiente para que ahora el precio del reloj haya pasado a ser de 300 dólares para la versión más básica, y de 400 dólares para la versión de mayor tamaño, y eso, suponemos, con las correas básicas, no con las correas de acero. Precios que en Europa serán de 300 y 400 euros, probablemente. Con el Huawei Watch ha ocurrido algo similar. La versión más básica cuesta 400 euros, y las otras versiones, que cuentan exactamente con las mismas funciones, aunque diferencias en el diseño y las correas, cuestan 450 euros y 700 euros para la versión dorada con correa de piel marrón.

Motorola Moto 360 2015

¿Mejores relojes?

Un precio superior para un producto, solo es lógico si es un mejor producto. El problema está en que, a pesar de que sí lo son, son mejores que los relojes lanzados el año pasado, no son relojes que de verdad incluyan funciones mucho mejores que las del año pasado. Podemos compararlo al caso de los smartphones. Cada año se lanzan móviles con mejores características que los móviles del año pasado. ¿Pero son más caros? No, llegan con el mismo precio que los dispositivos del año pasado cuando fueron lanzados. En este caso, no es así, porque son más caros que el Motorola Moto 360 cuando se lanzó. Así las cosas, ¿es interesante comprar uno de estos relojes inteligentes? No incluye componentes que le permitan contar con funciones diferentes a las de los anteriores relojes. Además, eso dependerá principalmente de Google y Android Wear, que también está presente en los anteriores relojes. Y sí, quizás su diseño sea mejor. Pero, ¿para qué mejorar el diseño de un reloj que los usuarios que lo compraron dejaron de utilizar por su falta de funcionalidades? Lo lógico sería que, o bien se añadieran funciones nuevas, o bien el precio fuera inferior.

No son autónomos

Pero es que, a lo anterior hay que añadir una cosa, no son relojes autónomos. Eso significa que depende de un smartphone para ser realmente útiles. Es decir, que al precio del reloj, hay que sumar el del smartphone. Un usuario que compra un smartphone de gama media, no comprará un reloj inteligente, porque por ese precio, y el uso que le va a dar, casi es mejor comprar un móvil de gama alta.

Xiaomi Mi Watch: El reloj inteligente de Xiaomi

El nuevo reloj de Xiaomi

Y por último, no puedo evitar acordarme del reloj que Xiaomi, supuestamente, lanzará este año. Es un reloj del que se dice que su precio será de menos de 100 euros. Parece posible si pensamos que la pulsera cuantificadora, la Xiaomi Mi Band, que compite con pulseras de unos 100 euros, tiene un precio de unos 10 euros. No será un reloj con GPS, eso está claro. No será un reloj con una batería de una semana. Puede que su pantalla ni siquiera sea a color, o que sea de tinta electrónica, al estilo del Pebble Watch. Eso es posible. Pero con un precio que será notablemente inferior al de estos mencionados –Moto 360 y Huawei Watch–, tendrá funciones muy parecidas. Si consiguen repetir el éxito de la Xiaomi Mi Band, el nuevo reloj podría convertirse en el reloj inteligente más vendido del mundo.