Sony explica el cambio en la política de sumergibildiad de sus terminales

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

No hace mucho se conoció que la compañía Sony cambiaba la política de uso de los terminales que son compatibles con el estándar IP68, como por ejemplo los que pertenecen a la gama Xperia Z. El caso es que hasta la fecha no teníamos muy claras las razones por las que se ha tomado esta decisión, algo que ha cambiado debido a que nos han indicado lo que les ha llevado a tomar esta decisión.

El caso es que se ha pasado a recomendar no utilizar de forma habitual bajo el agua los dispositivos que ofrecen la compatibilidad antes mencionada, algo que antes no era así. De esta forma, y publicando las nuevas recomendaciones en su propia página web, ahora no resulta recomendable, por ejemplo, el hacer fotos con el dispositivo sumergido. Ahora, como se nos ha indicado, lo que se busca es mantener los parámetros establecidos del estándar IP (Ingress Protection) para que la garantía sea totalmente válida y se mantengan los estándares de calidad ofrecidos.

Imagen de apertura del Sony Xperia Z3+

La contestación de Sony

A continuación os dejamos el texto íntegro que nos ha enviado desde Sony en el que indican las razones que han llevado a cambiar la política de sumergibildiad que se ofrecen en los dispositivos que hasta la fecha se han puesto en el mercado con compatibilidad con el estándar IP68 (que permite que durante un tiempo de 30 minutos a una profundidad de 1,5 metros no le suceda nada al teléfono o tablet en cuestión):

“Sony se compromete a ofrecer siempre los mejores estándares de calidad en todos sus productos y en su servicio de atención al cliente. Se ha testado y validado de manera independiente la resistencia al agua y al polvo de los dispositivos Xperia siguiendo los estándares de la certificación IP (Ingress Protection), homologados y utilizados en todo el sector de la telefonía móvil. Tenemos plena confianza en la calidad de nuestros productos, que están creados para cumplir con los estándares para los que han sido diseñados.

 Los recientes cambios en nuestra política derivan de nuestro más sincero interés por ofrecer a los usuarios información más precisa de cómo proteger sus dispositivos en su uso diario. Hemos puesto de manifiesto las precauciones necesarias que deben tomar  de acuerdo a los parámetros de IP establecidos, de forma que este uso esté en consonancia con la garantía que ofrecemos en nuestros productos.

Hemos ido un paso más allá alineando nuestras campañas de marketing con esta nueva política de manera que quede latente el uso adecuado de nuestros dispositivos. Los términos de la garantía incluidos en ellos se mantienen como hasta ahora y analizaremos todos los casos que nos lleguen a través del servicio técnico según estos términos”.

¿Os parece lógico el cambio?

La verdad es que una vez que se leen las razones que han llevado al cambio, estas tienen cierto sentido y no son descabelladas. Pero, no es menos verdad, que más de un usuario se compró en su día un modelo de Sony para poder utilizarlo bajo el agua. Como ya dije en su momento, yo personalmente he usado más de un Xperia Z sumergido y he hecho fotos con él sin que sufra percance alguno… por lo que se ha detectado debe ser algo puntual que afecta de forma evidente a los dispositivos, al menos eso creo. Eso sí, los términos de la garantía se mantienen (y ya explicamos cómo revisan en Sony si esta es efectiva).

Apertura Sony Xperia M2 Aqua

Pero, lo más importante de todo esto, ¿qué opinión tenéis vosotros del cambio de política de Sony? ¿Hará que cambiéis la forma en la que utilizáis sus terminales compatibles con el estándar IP68?