El LG G3 y LG G4 actualizarán directamente a Android 6.0 Marshmallow

Escrito por Emmanuel Jiménez
LG

Con Android 6.0 Marshmallow ya lanzado oficialmente, los usuarios de Android lo que quieren saber es cuándo llegará la actualización a su móvil. Aquellos que tengan un LG G3 ó un LG G4 ya tienen más información sobre a actualización para sus smartphones. Y es que actualizarán directamente a Android 6.0 Marshmallow, sin pasar por Android 5.1.1 Lollipop.

No actualizarán a Android 5.1.1 Lollipop

Las últimas noticias con respecto a la actualización de firmware para estos dos smartphones tenía que ver con una actualización a Android 5.1.1 Lollipop. De hecho, dado que dicha actualización todavía no se ha lanzado, sería la siguiente que llegaría al LG G3 y LG G4. No obstante, según parece, estos dos smartphones actualizarán directamente a Android 6.0 Marshmallow, por lo que ya no llegará una actualización a Android 5.1.1 Lollipop, sino que la siguiente ya será la nueva versión del sistema operativo. Eso sí, hay que tener en cuenta que eso no significa que vaya a llegar pronto. Actualmente tan solo los Nexus 6Py Nexus 5X cuentan con Android 6.0 Marshmallow. Pronto llegará al resto de los Nexus, y después los diferentes fabricantes de móviles podrán comenzar a trabajar en la actualización para sus smartphones. Lo que implicará a su vez un tiempo de pruebas para determinar que el firmware no tiene problemas. No sería raro hablar del 2016 como la fecha del lanzamiento de la actualización para muchos de los smartphones, incluidos los LG G3 y LG G4. No obstante, el hecho de que no se vaya a trabajar más en la actualización a Android 5.1.1 Lollipop podría agilizar el proceso.

LG G4

¿Y el LG G2?

No obstante, parece que el LG G2 no actualizará a la nueva versión del sistema operativo. El que fuera el buque insignia de LG tendrá la misma suerte que el resto de buques insignia de su generación, como el Galaxy S4 y el HTC One M7, que no actualizarán a Android 6.0 Marshmallow. A partir de dos años, incluso los buques insignia se quedan sin la actualización a la nueva versión del sistema operativo, a pesar de que son smartphones con capacidad para ejecutar el nuevo firmware.