¿Es una buena idea que los Nexus no tengan recarga inalámbrica?

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Los nuevos modelos de la gama Nexus de Google son una realidad, tanto el fabricado por LG (5X) como el de Huawei (6P). Lo cierto es que so dispositivos interesantes, en especial por permitir una experiencia de uso de Android “pura”, pero es incuestionable que tiene algunos detalles que no son precisamente destacables y hacen que algunos usuarios no estén muy convencidos de que estos sean los terminales que buscan.

Un ejemplo de lo que decimos es la ausencia de estabilizados óptico (OIS) que para muchos es algo necesario para que, en especial las grabaciones, sean de una calidad adecuada. Pero en este caso no vamos a comentar este detalle, sino la ausencia de compatibilidad a la hora de recargar la batería de los Nexus de forma inalámbrica (mediante el uso de tecnología Qi), algo que ha sido tan sorprendente como inesperado.

Este “paso atrás” de Google en sus Nexus ha pillado por sorpresa a muchos, entre los que me incluyo, ya que se daba por hecho que esto no sucedería. Pero como ha indicado Hiroshi Lockheimer (Vicepresidente de ingeniería de Android), hay razones que han llevado a que esto sea así. Según una publicación de este en Reddit, el uso de la interfaz de conexión USB tipo C, que permite una recarga más rápida, así como la reducción de grosor, son las razones que se han tenido en cuenta… y lo cierto es que ambas motivaciones son, cuando menos, rebatibles.

Colores del Nexus 5X

No, esto no puede ser

La verdad es que el uso de tecnología inalámbrica para recargar las baterías me parece un acierto, por la comodidad que ofrece, algo esencial ya que incluso hay muebles que ofrecen esta opción de forma nativa y, por lo tanto, simplemente con dejar el terminal en cuestión encima del lugar específico, comienza a cargarse. Aparte, con el paso del tiempo estoy seguro que el uso de tecnología Qi se introducirá en comercios y el sector de la restauración, por lo que los Nexus no sean compatible se puede convertir en un hándicap.

Además, como indicaba antes rebatir a Lockheimer no es complicado. Por ejemplo, la velocidad que ofrecen los actuales cargadores inalámbricos, sin llegar a la que ofrece el cable, sí que es bastante rápida y efectiva. Por lo tanto, no se debe comprar con la que ofrecían los anteriores Nexus 5. Y, en lo que se refiere al grosor, tan sólo con revisar modelos que ofrecen esta opción (como puede ser el Galaxy S6), se descubre que esta razón tampoco es precisamente justificable. Es decir, que a mí por lo menos no me convence.

Cargador inalámbrico Qi de Samsung

Sea como fuere la ausencia de la carga inalámbrica en los Nexus no es un problema capital, eso es cierto, pero teniendo en cuenta la historia de esta gama de producto y que todo apunta a que la implementación de esta tecnología está avanzando por buen camino, sí que se tiene que considerar un error que no la integre. A mí me lo parece, ¿a vosotros?

Fuente > Reddit