La pantalla del Samsung Galaxy S7 será curva por un lado y con ClearForce

Escrito por Emmanuel Jiménez

Siguen llegando nuevos datos sobre el Samsung Galaxy S7, principalmente sobre la pantalla, que contará con dos novedades relevantes. Una de ellas tiene que ver con las pantallas curvas, pues en este caso solo sería curva en un lado. La otra novedad sería la tecnología ClearForce que rivalizaría con el Force Touch del iPhone 6s.

Una nueva/antigua pantalla curva

El Samsung Galaxy S7 de este año volvería a contar con una pantalla curva en alguna de sus versiones. En total, ya serían cuatro los smartphones con pantalla curva lanzados por Samsung. Al nuevo buque insignia sumaríamos el Galaxy S6 Edge+, el Galaxy S6 Edge, y el Galaxy Note Edge. Este Samsung Galaxy S7 contaría con una novedad que a la vez es algo antiguo, y se trata de que la pantalla sería curva solo en uno de los lados. Decimos que es antiguo porque esto ya ocurrió en el caso del Samsung Galaxy Note Edge. No sabemos por qué será así, aunque tampoco podemos descartar que la sección curva de la pantalla vaya a ser la inferior. Hace no mucho ya hablamos de esta posibilidad pues Samsung parecía haber registrado una patente con esta variante en la pantalla.

Samsung Pantallas Portada

ClearForce, el rival de 3D Touch

También hablamos la semana pasada sobre la nueva tecnología de Synaptic con la que contaría el Samsung Galaxy S7 para detectar la presión que aplicábamos en la pantalla, una tecnología que rivalizaría con el 3D Touch de la pantalla del nuevo iPhone 6. Pues bien, dicha tecnología se llamaría ClearForce, y aunque el objetivo sería el mismo, contará con más características, como diferentes variaciones en el scrolling, y funciones para videojuegos y desbloqueo de pantalla. Como es lógico, no sabremos exactamente cómo será esta tecnología hasta que el smartphone sea presentado oficialmente, algo que debería ocurrir en el mes de febrero del año 2016.

Así, el Samsung Galaxy S7 contará con algunas novedades más con respecto al Samsung Galaxy S6 Edge+. Otro año más nos encontramos con que no será la gran revolución, algo que resulta obvio si tenemos en cuenta que eso ya es casi imposible con el nivel de tecnología actual, y la cantidad de móviles que se lanzan cada año.