Primeros datos del procesador Exynos 8890, que integraría el Samsung Galaxy S7

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Se van conociendo diferentes detalles que apuntan directamente al Samsung Galaxy S7, el modelo que se espera que en febrero de 2016 ponga en juego la compañía coreana para reafirmar todo lo bueno que mostró en este año el Galaxy S6. Y, evidentemente, uno de los apartados principales es el que se refiere al procesador de fabricación propia que utilizará el teléfono, que todo apunta que será el Exynos 8890.

El caso es que se han conocido informaciones que indican ciertos detalles de los nuevos SoC que preparara Samsung, algunos orientados a la gama media de producto y, por lo tanto, queda claro que esta empresa tiene en mente expandir este negocio a otros segmentos donde por el momento apenas tenía presencia alguna. Por cierto, esta información no descarta que existan varios modelos del Samsung Galaxy S7 con diferentes procesadores, apuntando aquí claramente a Qualcomm y su Snapdragon 820 (esta variante se cree que será al que se pondrá en juego en EEUU y China).

Por lo tanto, en Europa podremos disfrutar de un Samsung Galaxy S7 con procesador Exynos 8890, del que se espera que funcione a una frecuencia de 2,3 GHz y que tendría en su interior ocho núcleos fabricados con una tecnología de 14 nanómetros (FinFET). De esta forma, parece que la potencia no será un problema y se mantendría el buen tono del Galaxy S6, sin que esto tenga penalización alguna por la temperatura debido a que la disipación es buena debido a la miniaturización interna. La GPU sería de ARM, a la espera del desarrollo de la propia de Samsung.

Galaxy S7

Otros modelos Exynos

Dos serían los que llegarían para completar una gama de producto mucho más completa, a imagen de Qualcomm. El primero el 7422, del que se especuló que sería parte del Galaxy Note 5 pero finalmente no fue así, y que tendría por objetivo una gama inferior de producto. El tercero en discordia, y que no sería parte del Samsung Galaxy S7, es el Exynos 7880 y este tendría por objetivo la gama media/alta, tan llamativa en estos momentos.

Estructura interna de los procesadores Exynos

Ambos modelos utilizarán “cores” con arquitectura ARM Cortex-A72 y A53 con tecnología big.LITTLE, siendo los primeros los que harían acto de presencia cuando las cosas necesitan de mucha potencia. El lanzamiento de ambos procesadores se espera para la segunda mitad del año 2016 y, aparte de la propia gama Galaxy de Samsung, es de esperar que otros ensambladores como por ejemplo Meizu o Xiaomi los utilicen. ¿Qué os parecen los planes de futuro de esta compañía en lo referente a los SoC y al Samsung Galaxy S7 en particular?

Fuente > WccfTech