¿Podrían desaparecer los botones clásicos de Android?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Android cuenta con más botones que un iPhone. Dos más, concretamente. Al botón de Inicio de Android, también presente en el iPhone, habría que sumar también el botón de retroceso y el botón de multitarea. Sin embargo, cada vez se les da menos importancia a estos botones, y podría llegar el día en el que estos desaparecieran.

Eliminación progresiva

Y es que a los fabricantes de móviles no les gusta tener que poner tres botones en el smartphone, y están constantemente quitándoles relevancia a los mismos. Por ejemplo, son muchos los que ya dejan que los botones aparezcan en pantalla, botones virtualizados, en lugar de tener que contar con botones físicos. Otros fabricantes han integrado varios botones en uno único, como ocurre por ejemplo con los Meizu, que cuenta con un único botón. Una simple pulsación táctil tiene la acción de retroceso, si pulsamos el botón, es como ir a Inicio, y si mantenemos pulsado, es Multitarea.

Meizu MX5 Lector Huella Dactilar

Pero además recientemente estos botones han tenido que compartir funciones con otras características del smartphone, como el lector de huella dactilar. Incluso en algunos casos, hasta el botón de encendido ha sido el que ha tenido que compartir funciones con el lector de huella dactilar, como es el caso del Sony Xperia Z5. En otros móviles, tales como los LG de gama alta, ya se ubican los botones en la sección posterior del smartphone. Incluso recientemente se ha hablado de la posibilidad de ubicar un botón de retroceso en el lateral del smartphone, al estilo del lector de huella dactilar.

Diferentes opciones con un mismo objetivo, ir acabando con los botones físicos en los móviles Android. Y es que, a pesar de que Android es un único sistema operativo, llama la atención que existan muchísimas opciones diferentes en lo que a los botones clásicos se refiere.

Mientras tanto, tanto iOS como Android han ido en un camino en el que los botones cada vez tienen menos relevancia, integrando las funciones de estos en las propias interfaces ya no solo del sistema operativo, sino también de las aplicaciones.

Y es que los botones físicos son un problema, ocupan sitio, cuesta dinero fabricarlos, y pueden dar problemas mecánicos. Los botones táctiles quitan espacio de la pantalla. Al final, puede que los botones acaben desapareciendo si se consiguen integrar de alguna manera en la interfaz. No sería nada extraño.