Primeras impresiones del nuevo Nexus 5X de Google

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Hemos estado en la presentación del nuevo Nexus 5X en España, el modelo que LG ha fabricado para Google y que llega con unas características interesantes (sin llegar a ser las más potentes del mercado) pero que son suficientes para que el rendimiento que permita este teléfono sea más adecuado. Con este modelo, se intenta recuperar el camino del éxito que se obtuvo en la anterior colaboración de ambas compañías y que dio como resultado el Nexus 5.

Este nuevo dispositivo acabado en plástico ofrece un acabado correcto, con una buena integración de la carcasa posterior con la pantalla y, eso sí, el material de fabricación utilizado es el plástico (de esta forma, el precio final pude ser más contenido). Cabe destacar que los botones hardware están todos en la parte derecha -quedando la izquierda para la ranura SIM-. En lo que se refiere a la sensación al utilizarlo, esta es buena ya que se muestra ligero, sólo 136 gramos, y ergonómico por lo que el agarre es bastante cómodo. Quizá las líneas sean demasiado rectas, pero esto ya depende del gusto de cada uno.

parte posterior del Nexus 5X

El lector de huellas del Nexus 5X está situado en la parte posterior del terminal, y es una de los añadidos que primero llaman la atención. Su forma es redonda y está en el mismo lugar en el que habitualmente tienes los botones hardware los dispositivos de LG, por lo que estos abandonan dicho emplazamiento. Su eso es bastante sencillo, y se podrá combinar con Android Pay, y la verdad es que la repuesta es rápida y permite “despertar” al teléfono con sólo pulsarlo (como ocurre con los modelos de Huawei). En lo que se refiere a la comodidad esta es grande, ya que el acceso es muy cómodo al sujetar el teléfono. Un vídeo muestra lo que decimos:

En la parte trasera destaca el pronunciamiento que tiene el sensor de la cámara, de 12 megapíxeles (y que se pude ver cómo trabaja en la galería que hay tras este párrafo), y que está el dispositivo láser que permite mejorar el enfoque de este componente. La calidad de las fotos las podéis valorar vosotros mismos:

Foto hecha con la cámara del Nexus 5

Android 6.0

Este es uno de los grandes atractivos del Nexus 5X, ya que por efecto se incluye esta versión del sistema operativo de Google al sacarlo de su caja. El funcionamiento de este es muy suave, con una fluidez destacable que se consigue con una buena combinación con el procesador Snapdragon 808, que ofrece una adecuada potencia y no se calienta, y sus 2 GB de RAM, que posiblemente es el apartado donde menos convence el teléfono (pero tenemos que decir que en multitarea no mostró mucho retardo el teléfono).

Lateral del Nexus 5X

Por cierto, que como es de esperar no hay ni una gota de “bloatware” y en el Nexus 5X se incluyen sólo los habituales desarrollos de la compañía de Mountain View, en el siguiente vídeo se pude comprobar cómo es el funcionamiento de este teléfono que está llamado a ser una opción para aquellos que buscan un modelo adecuado y con precio contenido y que desean disfrutar de la experiencia Marshmallow sin cortapisas:

El caso es que las sensaciones en una primera prueba de uso son buenas, ya que no se aprecia un mal funcionamiento (lo que deja claro que el software combina bien con el hardware), y en lo que se refiere al diseño, el nuevo Nexus 5x cumple, pero no es precisamente el terminal más atractivo del mercado. Un detalle final: la apuesta que se hace con este modelo es la del mercado libre -disponible el 9 de noviembre en España desde un precio desde los 479 euros el modelo de 16 GB, mientras que el de 32 alcanzará los 529 €- por lo que es en este donde se pone toda la carne en el asador por parte de las compañías que han colaborado en su fabricación, sin que se descarte la entrada de operadoras. Personalmente es un dispositivo que me ha gustado, no hay duda, pero que no me ha impactado en su diseño, aunque en parte sí en su funcionamiento teniendo en cuenta el hardware que integra.