Lectores de huellas: el siguiente paso es reducir sus dimensiones

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Los lectores de huellas son accesorios integrados que han llegado para quedarse, lo que queda muy claro debido a que los diferentes sistemas operativos móviles ya lo integran como parte de sus opciones, como bien se ha demostrado con Android Marshmallow. Pues bien, para el año 2016 lo que se espera que mejore en estos elementos son las dimensiones que tienen.

Teniendo en cuenta que la inclusión de los lectores de huellas cada vez serán más habituales en lo terminales que son parte de la gama media (a la de entrada le queda un poco más debido a los costes de fabricación), se tiene que avanzar en alguna dirección en los modelos más potentes el año que viene para que estos sigan siendo diferenciales. Y, por lo que parece, esto sucederá con el uso de sensores mucho más pequeños que ofrezcan un funcionamiento tan bueno como el que ofrece los modelos actuales.

Nuevo lector de huellas de reducidas dimensiones

De esta forma, se conseguiría reducir los espacios que los lectores de huellas ocupan, lo que favorecería de forma positiva a las dimensiones que tienen los terminales se reduzcan o las que actualmente disponen se puedan aprovechar para la inclusión de otras opciones en el interior de los dispositivos. Además, también el diseño se puede ver favorecido ya que será posible incluir los elementos de reconocimiento táctil en lugares que ahora mismo parecen inviables (lo que también tiene como positivo que se puede buscar mejorar la ergonomía).

Ya se están dando los pasos

Pues sí, según se ha conocido compañías como Crucial (más concretamente la subsidiaria Crucialtec) ha anunciado de la mano de su CEO Un Keon Joon que han desarrollado un lector de huellas denominado Muon que tiene unas dimensiones similares a los de un LED de un ordenador portátil (8 mm²) que es capaz de ofrecer una gran precisión ya que su tasa de aceptación es de 1/500000 -por lo que el algoritmo necesario para trabajar a la hora de distinguir una huella dactilar consigue dar unos resultados tremendamente eficientes-. Es decir, tan fiable como los que actualmente utilizan compañías como Samsung o Google (el tamaño del elemento utilizado por este último es de 64 mm²).

En cuanto a la rapidez de trabajo de Muon, según los responsables de Crucialtec han indicado que son capaces de realizar un proceso en 0,3 segundos, una muy buena marca. Y, aquí, hay que indicar que se ejecutan los tres pasos necesarios para que se reconozca una huella: pre-procesamiento, reconocimiento de las características mediante el sensor y, finalmente, almacenamiento de ejecución para que se “luz verde” al uso del terminal. Adicionalmente, es importante indicar que la zona de validación está separada de la memoria, por lo que la seguridad es muy alta.

Logotipo de Crucialtech

Y hay un detalle adicional que es realmente interesante: el coste de fabricación. Este es igual que el de los lectores de huellas que actualmente se integran en los terminales de gama alta, por lo que está claro que la reducción de las dimensiones es un paso que se puede y debe dar, sin que por ello se repercuta en el coste de los dispositivos móviles.

El caso es que parece bastante claro que todavía hay margen de mejora en los lectores de huellas y que las novedades no se harán esperar en los terminales Android, que son con los que se ha probado el nuevo elemento del que hablamos. Eso sí, a buen seguro que la inclusión de los nuevos modelos de sensor primero llegarán en los modelos de gama alta y, también, que más de uno sorprende con el lugar en el que estará integrado. ¿En cuál lo pondrías tú?

Vía > ETNews