El Qualcomm Snapdragon 820 de ocho núcleos llegará en el 2016 como rival del Exynos 8890

Escrito por Emmanuel Jiménez

El Qualcomm Snapdragon 820 ya es oficial. Se trata del primer procesador de Qualcomm de gama alta configurado desde cero para operar en 64 bits, pues el Qualcomm Snapdragon 810 era una adaptación desde la arquitectura de 32 bits anterior. El procesador es solo de cuatro núcleos. Sin embargo, el año que viene se lanzará una versión de ocho núcleos.

Procesador Octa-Core

Los procesadores de ocho núcleos no tienen por qué ser mejores que los procesadores de cuatro núcleos. Si cada uno de los núcleos del procesador octa-core tiene la mitad de rendimiento que cada uno de los núcleos del procesador quad-core, el rendimiento conjunto será el mismo. No obstante, lo cierto es que por lo general, los núcleos de los procesador octa-core tienen un rendimiento algo mejor que la mitad, por lo que el rendimiento conjunto suele ser superior. ¿Por qué entonces el Qualcomm Snapdragon 820 es un procesador de cuatro núcleos? Porque es un procesador con una arquitectura nueva, el primero de gama alta de Qualcomm con arquitectura completa de 64 bits, y no simplemente una adaptación desde los 32 bits a la arquitectura de 64 bits, que es lo que ocurría con el anterior Qualcomm Snapdragon 810. Con esta nueva tecnología, Qualcomm ha lanzado un procesador de cuatro núcleos.

Qualcomm Snapdragon

Sin embargo, eso no significa que el objetivo inicial no fuera lanzar un procesador de gran rendimiento de ocho núcleos. Al parecer, este se lanzará ya en el 2016.

El gran problema al que se enfrenta Qualcomm es que tanto los Huawei como los Samsung van a contar con procesadores de ocho núcleos, y su rendimiento ya se considera superior al del Qualcomm Snapdragon 820, sobre todo en el caso del Samsung Exynos 8890, un procesador de altísimo rendimiento que supera por muchísimo al Qualcomm Snapdragon 820. Se habla incluso del lanzamiento de una versión de ocho núcleos de este procesador para comienzos del 2016, lo que parece improbable teniendo en cuenta que la versión de cuatro núcleos se acaba de presentar, pero probable si tenemos en cuenta que el Samsung Galaxy S7 se lanzará ya en febrero, y el Huawei Mate 8 podría llegar incluso antes de finales de año.