¿Tu móvil va lento? Algunas posibles soluciones

Escrito por Emmanuel Jiménez

Si tu móvil va lento, eres uno de los tantísimos usuarios que se ha encontrado con el mismo problema. Hay algunas soluciones y algunos pasos que puedes seguir para conseguir que tu móvil funcione mejor, o al menos para recuperar la fluidez con la que contaba el teléfono inteligente cuando lo compraste.

1.- Cierra las apps en ejecución

Por lo general, cuando un móvil va lento, el gran problema suele ser que no tiene capacidad requerida para ejecutar todos los procesos. Así, una de las primeras opciones es ver cuántas apps tienes en ejecución, y cerrarlas todas. Es el primer recurso si el mal funcionamiento del móvil es momentáneo, y no es algo que afecte en todo momento al smartphone. Para ello, Android cuenta con una función con la que ver todas las apps en ejecución, que normalmente se ejecuta con el botón Multitarea de Android, al lado del botón de Inicio. Algunos smartphones permiten cerrar todas las apps a la vez, en otros tendremos que cerrarlas una a una.

2.- Memoria interna

El segundo aspecto a tener en cuenta tiene que ver también con la capacidad para ejecutar los procesos. No obstante, en este caso no se trata de eliminar procesos, como en el caso anterior, sino del hecho de que nos hemos quedado sin capacidad en el smartphone. El móvil tiene que utilizar la memoria interna para poder ejecutar los diferentes procesos. Si tenemos muchos datos en esta memoria, y no queda memoria libre, el smartphone irá más lento. Así, algo clave es liberar memoria. Uno a veces piensa que si tiene 13 GB de memoria disponibles, puede utilizar 13 GB, pero la realidad es que no es así. Un 75% de la memoria debería estar libre para que el smartphone funcione sin problemas. Así, algo clave es liberar espacio en la memoria interna. Por lo general, eso pasará por desinstalar aplicaciones, sobre todo aquellas que más espacio ocupan.

Android Logo

3.- Actualiza las apps

Cuando tenemos muchas aplicaciones por actualizar, en realidad es como si hubiera procesos por ejecutar, y esto también puede ralentizar el smartphone. Por lo general, esto solo ocurre cuando son muchas las apps que tenemos que actualizar. Es en esos momentos cuando tendremos que actualizarlas para conseguir que el smartphone recupere algo de fluidez.

4.- Actualiza el sistema operativo

A veces, cuando instalas una nueva actualización, que debería llegar con mejoras, el funcionamiento del smartphone empeora. Algún error en la actualización puede derivar en un mal funcionamiento del móvil en general. Puede producir reinicios en el smartphone o incluso que no funcionen algunos componentes de hardware. La única solución en este caso es que una nueva actualización solucione dichos problemas. Así, prestar atención a las actualizaciones puede ser lo mejor. También podemos intentar instalar una versión de firmware anterior, pero por lo general esto siempre será más complejo, y solo para usuarios avanzados en Android.

5.- Compra un móvil nuevo

A veces no hay más opciones que comprar un móvil nuevo si queremos que funcione bien. El sistema operativo es cada vez mejor, o cuenta cada vez con más opciones. Añadir esas opciones al sistema operativo en el mismo móvil tiene como resultado que el móvil funcione peor que cuando lo compramos. Lo mismo ocurre con las actualizaciones de las apps que tenemos instaladas. Uno o dos años después, las apps ocupan más espacio, y por tanto, el móvil funcionará peor. Así, los móviles tienen una vida de unos dos años. Si se trata de un móvil de gama básica, por lo general después de un año ya comenzarán a funcionar mal. Un gama media podría llegar a los dos años, y un gama alta llegará a los tres o cuatro años. Así, lo ideal es tener en cuenta que vas a tener que cambiar tu smartphone para que este funcione bien cada cierto tiempo. Elegir un gama media, un gama básica o un gama alta, debe depender también de esto.