El ZTE Axon Max es oficial con un procesador menos potente de lo esperado

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

No siempre las expectativas se cumplen en los terminales que llegan al mercado, y esto es lo que ha ocurrido con el ZTE Axon Max. Este es un modelo del que se ha hablado desde el pasado mes de octubre y, de él, se esperaba que fuera una referencia dentro del segmento de los phablets. Y, esto, es algo que finalmente no se ha cumplido.

La gran diferencia que existe entre las expectativas y lo que realmente incluye el ZTE Axon Max es su procesador. Se esperaba un Snapdragon 810 que, evidentemente, permitiría que el rendimiento de este terminal fuera muy elevado. Pero, finalmente, el componente elegido es un Snapdragon 617. Este es un componente de ocho núcleos que no funciona mal, pero está lejos de lo que permite conseguir el primero de los SoC mencionados.

De esta forma, y teniendo en cuenta que su pantalla ofrece una resolución Full HD (1080p), este modelo el ZTE Axon Max se coloca en la parte superior de la gama media de producto, pero no en la alta. Por cierto, las dimensiones del panel se sitúan en las 6 pulgadas, por lo que llega para competir en este apartado con modelos como el Huawei Mate 8 y, especialmente, con el futuro Samsung Galaxy A9.

Imagen frontal del ZTE Axon Max

El resto de las opciones del ZTE Axon Max

Con un diseño interesante donde está presente el metal, que le hace ser atractivo y alejarse de acabados como los ofrecidos por el Motorola Moto X Play por poner un ejemplo, a continuación detallamos las características más importantes que son de la partida en el nuevo phablet. Como es habitual, se comienza a vender en China, para llegar posteriormente a otras regiones:

  • 3 GB de RAM
  • Cámara principal de 16 megapíxeles y delantera de 13 Mpx
  • 32 GB de almacenamiento ampliables con el uso de tarjetas microSD
  • Batería de 4.140 mAh
  • Incluye lector de huellas en la parte trasera
  • Compatible con redes 4G

Imagen de la parte posterior del ZTE Axon Max

El sistema operativo con el que se pone a la venta el ZTE Axon Max es Android Lollipop (5.1), sin que se tenga una fecha clara de actualización a Marshmallow. En lo que se refiere al precio que tiene este phablet, el que se ha conocido se sitúa entorno a los 420 euros, que no está mal conociendo todas sus características. ¿Qué os parece este nuevo modelo?

Vía > PhoneArena