El Snapdragon 820 lo fabricará Samsung. ¿Más cerca del Galaxy S7?

Escrito por
Samsung

El apetito de Samsung en lo que se refiere a la fabricación de procesadores parece no tener fin. La propia compañía coreana tiene su propria gama de producto, los Exynos, que han demostrado que ofrecen una capacidad fuera de toda duda. Pero, además, también fabrican parte de la producción de los que utiliza Apple en sus dispositivos móviles. Pues bien, hay que añadir otra muesca más, ya que se acaba de conocer que esta compañía será la encargada de llevar al mercado el nuevo Snapdragon 820 de Qualcomm (lo que acerca a este componente a ser parte del Samsung Galaxy S7).

Con este anuncio, y lo que ya se conoce de Samsung en lo que se refiere a los procesadores, queda claro que el fabricante se convierte en uno de los gigantes en el mercado de la fabricación de procesadores en la actualidad. Así, cada vez es un competidor más “serio” para Intel, más si finalmente los rumores que apuntan a un acuerdo entre la compañía coreana y AMD para fabricara sus CPU y GPU. Eso sí, en cada componente se utiliza un diseño particular, que en el caso del Snapdragon 820 llega de la mano de Qualcomm (del que os hemos hablado aquí).

Opciones que serán de la partida en el Snapdragon 820

Lo cierto es que el movimiento, que es importante, tiene un trasfondo que no se debe obviar: desde hace tiempo se viene indicando que habrá algunas versiones del Samsung Galaxy S7 que utilizarán el Snapdragon 820 (concretamente las de EEUU y China). De esta forma se cambiaría la forma de actuar del modelo de gama alta del 2015, en el que sólo se utilizó el procesador Exynos. Teniendo en cuenta el nuevo acuerdo, lo que comentamos cada vez tiene más visos de ser una realidad.

Lo que utilizará Samsung

A la vez que se ha anunciado oficialmente por parte de la compañía coreana que será la única responsable de la fabricación del procesador del que estamos hablando, también se ha indicado que con el Snapdragon 820 se utilizará la segunda generación de la tecnología FinFET de 14 nanómetros de Samsung (la primera se utilizó en componentes como el Exynos 7420 o el propio Apple A9). Esto, asegura que los problemas de calor, al menos sobre el papel, desaparecerán y no será un problema como en el Snapdragon 810.

Logo Samsung

Esto se consigue, por ejemplo, con la inclusión de LPP (Low Power Plus), que reduce el consumo en un 15% aumentando el rendimiento en el mismo porcentaje. Por lo tanto, hay que esperar coas muy positivas si el diseño del SoC de Qualcomm es tan bueno como las primeras pruebas que se han conocido demuestran.

El caso es que Samsung estará presente en todos los modelos con un Snapdragon 820, y su segmento dedicado a los procesadores cada vez tiene unos tentáculos más grandes y, por ello, es una de las referencias en el mercado. Además, con este movimiento si se pierde la fabricación del SoC de Apple, el daño producido tendrá un impacto mucho menor.

Fuente > Samsung