Análisis del nuevo y deportivo Motorola Moto 360 Sport con Android Wear

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Poco a poco va siendo más habitual que los usuarios dispongan de un smartwatch, ya que se van aumentando las opciones de compara (nos referimos a la cantidad de modelos) y, además, las posibilidades que ofrecen cada vez son más amplias. El caso es que ya está disponible en España el Motorola Moto 360 Sport, un modelo que está pensado para ser la elección para los más deportistas.

Este es un accesorio que por su diseño y acabado tiene como objetivo los usuarios que son amantes del deporte y, más particularmente, para los que salen a correr habitualmente y desean estar conectados mientras hacen deporte utilizando para ello un reloj inteligente con sistema operativo Android Wear. Por lo tanto, la intención es cubrir con el Motorola Moto 360 Sport el nicho que con el modelo “normal” no consigue el fabricante.

Motorola Moto 360 Sport en su caja

Por cierto, la evolución que ha sufrido el Motorola Moto 360 Sport respecto al modelo que hasta ahora estaba en le mercado español es evidente, con mejoras ce todo tipo que van desde las más visuales -estas se aprecian nada más que se ve en la caja en la que llega-, como en el interior con nuevas opciones que son positivas y vienen a dar respuesta a las necesidades más especificas de los más activos. Está claro que el segmento del deporte se está convirtiendo en esencial para las compañías que ponen en el accesorios wearables.

El hardware del Motorola Moto 360 Sport

Lo primero que hay que decir que no se separa este modelo de lo que habitualmente es de la partida en los smartwatch con Android Wear actuales. De esta forma, se mantiene el estándar conocido y que es útil, pero se disponen de algunas diferencias que es interesante comentar para valorar el dispositivo. Por ejemplo, no le falta el habitual sensor de ritmo cardíaco o la protección IP67, pero además ofrece GPS integrado, lo que es perfecto para poder manejar las aplicaciones deportivas de forma independiente (no es el primer modelo que es así, pero le hace destacar, no cabe duda).

Sensor de ritmo cardíaco del Motorola Moto 360 Sport

En lo que se refiere a la pantalla esta es algo más pequeña que otros smartwatch del mercado, lo que es positivo ya que así no molesta al hacer deporte. Las dimensiones son de 1,37 pulgadas con una resolución de 360 x 325, que comprobamos que es más que suficiente para el uso habitual y se ve perfectamente. Aquí hay que destacar la inclusión e la tecnología AnyLight Display, que permite ver la información siempre en pantalla -ideal para las aplicaciones de toma de datos- sin que el consumo se dispare.

El hardware es competente y permite un manejo sin fisuras tanto del sistema operativo como todo tipo de aplicaciones, como las propias de Motorola para conocer la actividad física que se realiza denominada Moto Body que es realmente sencilla de utilizar ya que simplemente con pulsar en la pantalla cuando está en ejecución se puede empezar y finalizar una sesión. En lo que se refiere al hardware principal, lo que ofrece el Motorola Moto 360 Sport es lo siguiente:

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 410 a 1,2 GHz

  • 512 MB de RAM

  • Batería de 300 mAh

  • 4 GB de almacenamiento interno

Un detalle aquí a comentar es el de la autonomía, ya que es un apartado capital y que es uno de los grandes hándicaps que tiene los smartwatch para ser una opción mucho más interesante. Aquí el Motorola Moto 360 Sport permite un uso bastante intensivo por un espacio de dos días son problemas, por lo que está en la media de lo que actualmente es habitual en los Android Wear. De todas formas, la costumbre de poner a cargar el dispositivo por la noche no se debe perder, ya que de esta forma se evitan desagradables sorpresas al día siguiente.

Diseño, muy bien acabado

Lo cierto es que hemos encontrado más luces que sombras, lo que siempre es positivo. La comodidad es muy grande como hemos iniciado, y la integración de la pantalla con el resto del smartwatch excelente. Nos ha gustado el cambio de posición del botón hardware, que ahora no se pulsa por error al mover la muñeca. Aquí se puede ver un vídeo de primera mano que llega de la mano de nuestros compañeros de MovilZona:

En lo que se refiere a la pulsera este es blanda y con acabado gomoso, que no sufre absolutamente nada a la hora de hacer deporte. Eso sí, esta no se pude cambiar, como ocurre con otros relojes inteligentes, por lo que la elección del Motorola Moto 360 Sport es capital ya que no hay forma de variar el aspecto del accesorio. En cuanto a su sistema de cerrado es el habitual de los relojes de “toda la vida”, por lo que la seguridad es completa.

Nuestra opinión

He utilizado varios relojes inteligentes con Android Wear y, la verdad, este es uno de los que más me ha llamado la atención. Ciertamente el ámbito deportivo tiene un gran peso en el Motorola Moto 360 Sport, pero es que esa es precisamente la intención. No molesta absolutamente nada al utilizarlo y las opciones para toma de datos son muy interesantes (destacando la inclusión del GPS).

El hardware no tiene fisuras y se ha elegido una combinación que ha demostrado su valía en otros modelos que ya hay en el mercado. La pantalla es realmente buena, sin que exceda en su consumo. Además, la sincronización la aplicación que se incluye en el teléfono que se tiene es perfecta, algo que es de agradecer y la reconexión efectiva que en otros dispositivos que hemos probado.

Sin duda alguna, es uno de los mejores relojes inteligentes del mercado, en especial si se busca un modelo que fusiona el deporte y el estar conectado. Con un diseño deportivo, resulta atractivo, pero no especialmente elegante. Su pulsera me aparece todo un acierto, excepto por no poder cambiarla. Un dispositivo altamente recomendable, la verdad.