LG da una solución perfecta a los problemas con el LG G4

LG da una solución perfecta a los problemas con el LG G4

Emmanuel Jiménez

Si tienes un LG G4, tienes un smartphone con problemas. No todos los LG G4 tienen por qué tener este defecto, pero lo cierto es que ya son muchos los usuarios que han afirmado tener problemas con su smartphones. Al parecer, un problema de hardware produce «bootloops» en el inicio, y no es algo que se pueda solucionar por medio de una actualización de software. Pero la solución que ha dado LG es perfecta. Quizás no para ellos como compañía, pero sí para los usuarios.

Problemas para el LG G4

Son ya muchos los usuarios del LG G4 que afirman tener problemas con el smartphone. Un problema en los componentes de hardware lleva a que el móvil entre en un bucle de reinicios al encenderse. Lógicamente, es imposible utilizar el móvil si no consigue iniciarse. Todos aquellos usuarios que hayan percibido tener problemas en su smartphone al encenderlo, deben saber que se trata de un problema de hardware. LG así lo ha reconocido, y ha afirmado que no se puede solucionar por medio de una actualización de firmware. Sin embargo, también es cierto que la solución que LG ofrece es perfecta, y es la que podríamos esperar los usuarios cuando compramos un móvil. Básicamente, LG dice que el smartphone sea llevado a la tienda en la que se adquirió, o a cualquier centro oficial de LG, para que el smartphone pueda ser reparado con total garantía.

LG G4

Una buena solución a un problema presente en muchos LG G4. Ante la gran cantidad de smartphones afectados, los gastos de reparación de cada uno de los smartphones, de los que se hará cargo LG, convertirán la operación en algo nada rentable. Sin embargo, para los usuarios es lo mejor y es lo más justo.

LG ha sido de los primeros fabricantes de móviles en lanzar actualización a Android 6.0 Marshmallow para sus smartphones. Y ahora que ha surgido un problema grave con uno de sus teléfonos inteligentes, también ha dado la mejor solución posible. Una que no es rentable para ellos, pero que sí es justa para los usuarios. Así es como una compañía se gana la confianza de los usuarios.