El Xiaomi Mi5 tendrá pantalla Full HD: la lógica siempre gana

Escrito por
Xiaomi

Poco a poco se han ido conociendo diferentes detalles de lo que incluirá el Xiaomi Mi5, un modelo muy esperado y que si todo va como debe será presentado en el Mobile World Congress, que se celebra a finales de este mismo mes de febrero en Barcelona. Uno de los que no se tenía dato alguno fiable era de la pantalla que integrará, algo que acaba de cambiar.

Según se ha conocido de la mano de uno de los directivos de la propia compañía China, Liwan Jiang (uno de sus vicepresidentes), el panel que se incluirá en el Xiaomi Mi5 será diferente al del modelo al que sustituye, ya que tendrá la tecnología conocida como Black Screen, que potenciará los colores y los negros… por lo que parece bastante claro que la tecnología OLED estará presente.

Pero lo más interesante es que, pese a los rumores que se han ido sucediendo, el directivo de la compañía ha indicado que el Xiaomi Mi5 llegará con pantalla Full HD. Esto descarta la QHD. Por lo tanto, no se dará el salto ni habrá dos versiones del terminal como algunos habían indicado. Así, se mantiene la misma que la del modelo al que sustituye en le mercado y creo que es todo un acierto, la verdad.

Logotipo de Xiaomi

Casi todo es positivo

Lo cierto es que no es precisamente un problema que el Xiaomi Mi5 utilice un panel Full HD, ni mucho menos. Ciertamente en lo que se refiere al marketing no es lo más positivo, pero si se “rasca”un poco más, lo que hay debajo son beneficios que se van confirmando cada vez más si se tiene en cuenta a otros modelos del mercado.

Lo primero, si el Xiaomi Mi5 su precio aumentaría de forma exponencial, ya que el coste de los paneles QHD no es precisamente el más ajustado, por lo que la compañía China tendría que cambiar su forma de actuar respecto a la relación calidad/precio. Y esto no sería positivo, ya que el aumento de esta significaría el perder una de las cosas que hacen llamativos a los modelos de este fabricante. Por lo tanto, esto ya es positivo.

Imagen marcos del Xiaomi Mi 5

Luego está el tema de la calidad de imagen. Ciertamente las pantallas QHD son mejores que las 1080p, pero la diferencia (incluso en lo que se refiere a la densidad de píxeles) no es muy apreciable en el uso habitual. Por lo tanto, la ganancia -a excepción hecha de los Galaxy donde sí que personalmente he visto una diferencia clara de definición-, no justifica en muchos casos el cambio, algo que ocurre con el Xiaomi Mi5.

Otro factor clave

Y este es el más importante en mi opinión: la autonomía. La inmensa mayoría e las pantallas QHD que hay en el mercado necesitan de mucha energía para trabajar, por lo que reducen de forma significativa el tiempo de uso sin recargar los terminales. Esto ataca de forma directa a una de las mayores preocupaciones de los usuarios, y fabricantes como Huawei o la propia Xiaomi (con modelos como el Mate 8 o el Redmi Note 3 ) han demostrado que el uso de paneles Full HD es un acierto para sacar provecha de las baterías de gran carga utilizadas. Tanto es así, que los dos modelos comentados permiten más de dos días de uso habitual sin problemas -esto lo he comprobado yo mismo-.

Apertura-consumo-batería

Por lo tanto, la lógica aplastante gana al marketing en este caso con el Xiaomi Mi5 en o que se refiere a la resolución de la pantalla y la compañía China demuestra tener personalidad y las cosas claras pana ser capaz de mantener su forma de trabajar. Un gran acierto, repito, y una demostración de no dejarse influir por nadie. ¿Os parece también un acierto?