Todo lo que debes saber sobre la garantía de tu móvil

Escrito por
Android

Si has comprado un móvil esto te interesa. Pero te interesará más si tu móvil se ha roto. Puede que el móvil esté en garantía. Se supone que las garantías son de dos años, ¿no? ¿Pero qué cubre realmente la garantía? ¿Cuáles son los derechos que tengo al comprar un smartphone en España?

Garantía de dos años

En primer lugar, debes saber que en Europa cualquier smartphone tiene una garantía de dos años. Eso significa que dicha garantía está presente en todos los móviles que hayas comprado a una tienda española o que hayas comprado en España. Es decir, si has comprado un móvil a un distribuidor internacional, no tendrás esta garantía de dos años. No obstante, debes saber que esa garantía no vale para casi absolutamente nada, pues va a resultar muy complicado que casi dos años después, el fabricante del móvil te lo sustituya o repare. Aun así, es bueno que lo sepas.

Motorola Moto X Play

Tú tienes la razón en los primeros 6 meses

Ahora bien, la clave está en si tu móvil ha tenido un problema en los primeros seis meses. Si tú va a la tienda a decir el problema que el móvil ha tenido (la pantalla o el altavoz ha dejado de funcionar, por ejemplo), es muy probable que la respuesta sea que es debido a los golpes que tú le has dado al móvil. Es posible que tu móvil no haya recibido ningún golpe, o es posible que sí haya recibido algún golpe pero no dejara de funcionar la pantalla o el altavoz después de dicho golpe. En tal caso, no es justo que por un defecto de fábrica tú tengas que pagar la reparación. Claro está, el vendedor te dirá que demuestres que se trata de un defecto de fábrica, y que no es por culpa tuya. Eso no resulta fácil, y es casi imposible para cualquier usuario.

Y aquí es donde los usuarios siempre son “engañados” por el vendedor. Y es que en los primeros 6 meses desde la compra de tu smartphone, tú no tienes que demostrar que se trata de un defecto de fábrica. De hecho, según la ley, en los primeros 6 meses se da por sentado que es un defecto de fábrica, y es el vendedor el que tiene que demostrar que no es así, sino que ese problema es en realidad culpa del usuario. Esto último no es fácil para el vendedor o para el fabricante. Aunque si el móvil se ha caído al agua, por ejemplo, sí que es muy fácil demostrar que así ha sido porque hay un testigo en el smartphone que así lo confirma. No obstante, en cualquier otro caso, será casi imposible para el vendedor o el fabricante demostrar que no es un defecto, sino un daño producido por el usuario.

A partir de 6 meses

Eso sí, si han pasado 6 meses. Ahora sí que es tarea tuya el demostrar que se trata de un defecto de fábrica. No es sencillo. Tu única posibilidad es que se hayan dado muchos casos en los que el mismo smartphone ha tenido el mismo defecto. De ser así, quizás el propio fabricante haya iniciado un programa de sustitución de smartphones o componentes en caso de que sea algún componente el que está produciendo ese problema. De no ser así, lo tendrás mucho más complicado, porque tendrás que demostrar que es un defecto de fábrica del smartphone, y aquí ya todo dependerá de si el vendedor o el fabricante quieren creerte o no. Y es que, incluso sin golpes visibles, resulta notablemente complejo demostrar que se trata de un defecto de fábrica. Pasados los 6 meses, dependes de que sea un error muy frecuente en ese móvil.

Samsung Galaxy A5

No han pasado 6 meses, ¿deben sustituir el móvil?

Ahora bien, supongamos que no han pasado los 6 meses, y que tú acudes al vendedor a decirle que tu móvil tiene un defecto de fábrica. ¿Cuáles son tus derechos en este caso? En primer lugar, es el vendedor el que tiene que responsabilizarse de tu situación. Es decir, este no puede decir que envía el teléfono inteligente al fabricante, y que ya será este el que gestione la garantía. Según la ley, es el vendedor el que tiene que responsabilizarse de dicha venta. Ten esto en cuenta. Pero es más, según la ley, tienes derecho a que el dispositivo sea sustituido por uno nuevo igual o bien que sea reparado, algo que queda a tu elección. Es decir, si tú quieres, el smartphone debe ser sustituido por uno nuevo, no reparado. En realidad, es lógico. Tú has comprado un móvil nuevo, perfecto, y si tiene un defecto, no quieres que simplemente lo reparen, sino que el móvil sea nuevo. Si el móvil estuviera descatalogado y ya no se vendiera, tendría que ser sustituido por uno de iguales características. Pero en cualquier caso, debes saber que tienes derecho a que el móvil sea sustituido por uno nuevo, y no simplemente reparado.

No obstante, ten en cuenta una cosa. Esto es la teoría. De aquí a que finalmente el vendedor asuma su responsabilidad sobre la venta hay un mundo. Si son grandes tiendas, podrán negarse y estar dispuestas a que pongas una reclamación, algo que deberás hacer. Si son tiendas pequeñas, los pequeños comerciantes no querrán tener que responsabilizarse de la venta, y querrán que sea el fabricante el que se responsabilice del dispositivo.

Aun así, debes tener en cuenta que si no han pasado 6 meses desde la compra de tu smartphone, es el vendedor el que tiene que demostrar que el defecto es en realidad algo que has causado tú, y no un defecto de fábrica.


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Paco 02 Feb, 16 1:56

    Menuda tonteria de articulo…ojala todo fuera como lo que escribes..de donde han salido esas ideas??de un cuento de disney?

    0