Bloquea el uso de las aplicaciones de tu Android de forma sencilla

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Seguro que en más de una ocasión has tenido la necesidad de bloquear la ejecución de alguna de las aplicaciones que tienes instaladas en tu dispositivo Android. Esto, puede deberse por motivos de seguridad para proteger los datos que se almacena en estas o, simplemente, debido a que se quieres establecer un control del uso del teléfono o tablets. Pues bien, una de as aplicaciones que permiten hacer esto con gran solvencia es AppLock.

Este desarrollo, que es totalmente gratuito, ofrece opciones de uso que son variadas, ya que por ejemplo permite el proteger la ejecución de una app mediante el uso de contraseña (incluso, es compatible con los lectores de huellas, por lo que su usabilidad es realmente grande). Adicionalmente, también evita desinstalaciones no deseadas. Y, todo ello, perfectamente traducido al español.

Android-seguridad

Pero hay un detalle que hace a AppLock para Android diferente a otros muchos trabajos similares que existen: quitar del sistema operativo este desarrollo no es sencillo, ya que él mismo se autoprotege para que sólo el dueño del terminal pueda realizar esto. Esto, por cierto, se establece en el menú de Configuración del propio trabajo, en el apartado de Seguridad.

Uso de AppLock en Android

Antes de indicar lo sencillo que resulta utilizar el título de la desarrolladora KeepSafe, hay que indicar que sel diseño Material Design está presente y, por lo tato, se le saca el máximo partido con Android Marshmallow y, también, con Lollipop. Aparte, es importante conocer que el desarrollo es capaz de detectar la instalación de nuevos títulos y, cuando hace esto, preguntar al usuario si este debe ser protegido.

La utilización de AppLock para Android es muy sencilla, ya que simplemente el listado y las opciones del desarrollo que se desea proteger y, de forma global, se establece el tipo de seguridad a utilizar -como por ejemplo un patrón-. Así con todas y cada una de las que quiere asegurar. Desde ese momento, ya se desee ejecutar esta o desinstalarla, es imprescindible introducir la clave específica en una pantalla que aparece a tal efecto.

Por su sencillez y el no costar absolutamente nada, es interesante darle una oportunidad a este trabajo, ya que no es exigente (Android 4.0.3 o superior y 2,6 MB de espacio libre) y su uso es realmente intuitivo -ya que, como hemos indicado, está traducido-. La descarga desde Play Store la puedes realizar en la imagen que hay a continuación.

Otras aplicaciones para el sistema operativo de Google las puedes conocer en este apartado de Android Ayuda.