Sobreviviendo con un móvil de gama media del 2013

Escrito por
Trucos

Por esas casualidades de la vida, después de haber tenido unos cuantos móviles de gama alta, he llegado a un momento en el que el único móvil que me ha quedado es un Motorola Moto G 2013. Y ahora tengo que sobrevivir con él. Pero tengo unas cuantas claves para sobrevivir con un móvil de gama media del 2013.

He tenido varios móviles de gama alta últimamente. He probado lo último que se ha lanzado al mercado. He tenido incluso la oportunidad de romper tres móviles en menos de dos meses. Y la única opción que me ha quedado ahora mismo es un Motorola Moto G 2013, el original, el primero. Un móvil que, dicho sea de paso, fue un gran smartphone. Ahora bien, ¿cómo sobrevivir hoy en día con un móvil de gama media del 2013?

1.- Restaurar a estado de fábrica

El primer paso es restaurarlo a su estado de fábrica. Si no lo restauraste cuando cambiaste de móvil, encenderás un móvil que funciona lento, con muchas apps, así que vamos a borrar todas estas aplicaciones y vamos a dejar el móvil como cuando lo compramos. (Si lo que ocurre es que no has cambiado de móvil desde el 2013, esto también te aplica a ti.) Para eso ya escribimos un post en el que os explicamos cómo podíais restaurar el móvil a su estado de fábrica. A veces hay tan poca memoria libre que el móvil no consigue ejecutar la restauración. Si eso ocurre, id desinstalando las apps que más ocupen una por una hasta que veáis que el móvil va más rápido. Entonces podréis restaurarlo por completo. Si tenéis el móvil rooteado, y podéis acceder al menú Recovery, también tenéis la opción de restaurarlo desde el Recovery.

Android Logo

2.- No instaléis las actualizaciones de firmware

Si las actualizaciones de firmware disponibles son a una nueva versión del sistema operativo, el usuario podría pensar que va a tener un móvil mejor que el que tuvo gracias a la actualización. Pero eso es un gran error. Por lo general, estas actualizaciones instalar una nueva versión que no ha sido adaptada para ese móvil, y el resultado es un móvil que va más lento. Olvídalo. Deja la versión de firmware que ya tienes. Solo instala las actualizaciones de los servicios de Google y de las apps que vayas a utilizar, como podría ser Gmail.

3.- Desinstala todas las apps que puedas

Si quieres que un móvil antiguo vaya rápido, libera memoria. En mi caso, el Motorola Moto G 2013, tiene solo 8 GB, pero va rápido. Para ello desinstalo todas las apps que puedo. Ajustes > Aplicaciones > [App que quieres desinstalar] > Desinstalar. Ahora bien, no podrás desinstalar todas las apps si no tienes el móvil rooteado. Pero no pasa nada, porque puedes conseguir que estas ocupen menos espacio. El Motorola Moto G 2013 incluye Google+ y Moto Assist, y no uso ninguna de las dos. Así que simplemente me voy a Ajustes > Aplicaciones, busco la pestaña Todas, localizo estas apps, y selecciono Desinstalar Actualizaciones, y luego Inhabilitar. Con esto, eliminamos el espacio ocupado por las actualizaciones de dichas apps, y conseguimos que las apps no se vuelvan a ejecutar e intenten actualizarse de nuevo.

4.- No instales Facebook

Ya lo dijimos. Facebook es una app que tiene como resultado que tu smartphone funcione peor y vaya más lento. No instales Facebook. De hecho, esto es aplicable a cualquier otra app. Ok, no puedes vivir sin instalar ninguna app. Pero ya sabes que cuantas más apps instales peor funcionará tu móvil.

5.- Evita ocupar la memoria

A partir de aquí, tendrás que combatir contra la memoria de tu smartphone. La clave será tener la memoria interna liberada todo lo posible. Sin poder instalar una tarjeta microSD, un vídeo muy pesado, o incluso muchas fotos, podrían tener como resultado que tu móvil funcione más lento. Así que puedes tener diferentes cosas en cuenta, como desactivar la descarga automática de fotos y vídeos de WhatsApp, para que solo se descarguen los que tú quieres. Es solo un ejemplo de las posibilidades que tienes. La clave está en tener siempre presente, que la rapidez de tu móvil depende directamente de lo libre que esté la memoria interna de tu smartphone.

De momento, yo voy a intentar sobrevivir con un móvil de gama media del 2013, algo complejo, después de los móviles que llevo utilizando en los últimos meses. Pero es el único móvil que tengo ahora mismo.


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. Mpsy 06 Feb, 16 14:30

    Hombre… A ver… Yo tengo ese Motorola desde Finales de 2013, y no lo he restaurado nunca. No voy a decir que no me de lags, pero el teléfono funciona perfecto. Ni un pero… Muchos menos problemas que con el Xiaomi Redmi2. Acepta todo, todo le funciona bien… Ni se desconfigura…etc. Lo malo, el espacio. Por lo demás creo que es muy fácil sobrevivir con ese teléfono.

    0