Voy a comprar un móvil nuevo, ¿debo vender mi actual móvil?

Escrito por
Trucos

Un dilema con el que se encuentran muchos usuarios a la hora de comprar un móvil no tiene que ver con ese móvil nuevo en sí, sino más bien con el móvil actual, o el que va a pasar a ser el anterior móvil. Tienen dos opciones principales. Una de ellas es venderlo, y la otra es quedárselo, por si en algún momento necesitara un móvil. ¿Cuál es la mejor opción?

¿Venderlo?

El gran problema de vender un móvil que hemos comprado hace uno o dos años, es que ahora el móvil vale muchísimo menos que cuando lo compramos. Y a veces pensar que la venta de un smartphone por tan poco dinero, no tiene mucha lógica, que estamos perdiendo un smartphone de un nivel determinado, cuando a nosotros nos costó mucho más pagarlo. En realidad, ese razonamiento es cierto. Así, hay dos clases de usuarios, los que venden siempre el móvil cuando compran un nuevo móvil y los que nunca vende el móvil porque solo piensan en que está perdiendo mucho valor. Probablemente yo soy de estos últimos.

Sin embargo, antes de que descartes la opción de venderlo, ten en cuenta una cosa. Dentro de un año, cuando ese móvil tenga un valor inferior, o el valor de ese móvil casi sea cero, te acordarás de ese momento en el que no lo quisiste vender, te darás cuenta de que no lo has utilizado, y verás que, en realidad, has perdido dinero.

Motorola Moto X Play

¿Quedártelo?

La otra opción es quedártelo. Puede ser una buena opción, en primer lugar, si lo que te van a pagar por él es poco. ¿Por qué? Bueno, porque es posible que tu nuevo móvil se estropee y no tengas dinero para repararlo o para comprar otro. O puede que te lo roben. En tal caso, necesitarás un móvil, y tu anterior móvil es la mejor opción. ¿Por qué? Porque así no estará perdiendo valor, y ya lo has pagado, por así decirlo. También es posible que hayas comprado un nuevo móvil más caro y más valioso. Si es más nuevo, es más probable que sea más valioso. No querrás dañarlo, por lo que es posible que quieras tener otro móvil para ir en bicicleta o para esquiar, o para cuando creas que pueden robártelo y no quieras llevar tu móvil nuevo. Quedártelo puede ser una buena opción si crees que de verdad lo vas a utilizar.

Y en último caso, tiene otra opción más, que es vendérselo a alguien de la familia o incluso regalárselo. Es muy probable que conozcas a alguien cercano con un móvil peor. Este podría quedarse con tu móvil actual, o tu móvil anterior. De alguna manera, no estarías ni vendiendo el móvil por un valor que consideras injusto, ni tampoco guardándolo para que siga perdiendo valor mientras no lo usas. Claro está, esto ya depende de la generosidad de cada uno.