Compra una carcasa transparente, y personaliza tu móvil como quieras

Escrito por Emmanuel Jiménez

¿De qué color es tu móvil? ¿Te gustaría cambiar el color de tu móvil? ¿Te gustaría tener una carcasa personalizada? En realidad no es algo tan complejo, y era común con móviles hace algunos años. Con una carcasa transparente para tu móvil, puedes darle el diseño que tu quieras a tu móvil.

Una carcasa transparente

En primer lugar es necesario comprar una carcasa transparente para tu smartphone. Si tienes un Samsung Galaxy S6, podrás comprar la costosa y oficial carcasa que tiene Samsung disponible. Si no tienes dicho smartphone, o si no quieres gastarte tanto dinero, encontrarás carcasas transparentes para tu móvil por precios muy económicos, e incluso por menos de 10 euros. Es probable incluso que ya tengas una. Eso sí, debe ser transparente de verdad. Ten en cuenta que lo que vamos a hacer es utilizarla como un lienzo, por lo que la carcasa debe ser transparente, y tenemos que poder ver lo que hay detrás de la misma.

Samsung Galaxy S6 Carcasa Transparente

Dibuja o digitaliza el diseño de la sección posterior de tu móvil

A continuación, lo que vas a hacer es crear una capa que se situará entre la carcasa posterior transparente y tu móvil. Dicha capa puede ser de papel, la puedes pintar, puede ser de cartulina, o la puedes imprimir. Si tu móvil es conocido, y la funda también, es posible que incluso existan plantillas. Si no, puedes crear tu propia plantilla. O en cualquier caso, si quieres que tu móvil pase a ser negro, cuando es blanco, puedes imprimir un rectángulo negro de un tamaño superior a tu móvil, y luego ir recortándolo para adaptarlo a la carcasa y al propio smartphone, recordando, claro está, que tendrás que dejar lugar a la cámara, el flash, la marca del móvil, etc.

Diseña tu propia carcasa

Con un poco de estilo, dedicación y originalidad, podrás dar a tu móvil el diseño que quieras. Puede ser un bonito paisaje, puede ser una foto de un animal, o simplemente puede ser una imagen de colores abstracta, con un patrón, o incluso de un solo color. Puedes cambiar el color de tu móvil. Puedes utilizar pegatinas, o puedes poner una foto familiar para llevarla siempre contigo

Es realmente simple, y lo único que necesitas es una carcasa transparente, una funda que, al fin y al cabo, es muy probable que tengas que comprar igualmente si no quieres que tu móvil acabe dañado con la primera caída al suelo.

Lo mejor es que podrás cambiar esta capa siempre que quieras, e incluso ir teniendo diferentes capaz para dar diferentes estilos y diseños a tu móvil.

Si bien por lo general en el mundo del diseño se tiende al minimalismo, y a que el diseño de los smartphones sea lo más reducido posible, lo cierto es que esta es una opción interesante para los que quieran personalizar su móvil y lo quieran hacer sin gastarse mucho dinero, de una forma simple, y con la posibilidad de cambiar el diseño cuantas veces quieran sin tener que gastarse mucho más dinero. Claro está, no parecerá la opción más elegante, pero al fin y al cabo es una opción que era mucho más común en los móviles tradicionales de hace años, y que ha dejado de ser común, quizás porque durante mucho tiempo se utilizaron fundas de piel que parecían de un nivel superior, pero que han acabado resultando inútiles, al tener que quitar la funda al ir a utilizar el móvil y volver a ponerla. Las carcasas se han convertido en las mejores opciones. Son baratas, pero a la vez el diseño del móvil sigue siendo el mismo.