LG fabricará relojes inteligentes más finos. Descubre cómo lo conseguirá

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)
LG

Últimamente se están dando pasos importantes en el segmento de los accesorios wearables en general, y en el de los relojes inteligentes en particular. Dos son los objetivos que buscan las compañías en los desarrollos en los que trabajan: mejorar la autonomía de estos accesorios, algo clave como ya hemos comentado en Android Ayuda en alguna ocasión; y, el segundo objetivo, no es otro que avanzar en el diseño que los smartwatch ofrecen. Y, en este segundo, es donde se enmarca un nuevo componente de LG que se acaba de anunciar.

De lo que hablamos es un nuevo sensor biométrico para medir el ritmo cardíaco, un elemento que se incluye en la inmensa mayoría de los relojes inteligentes que hay en el mercado (como por ejemplo los que utilizan Android Wear).  Este ha sido creado por LG Innotek, subsidiaria de la “casa matriz” y que promete ser un paso muy importante para conseguir que los smartwatch de esta compañías puedan puedan tener unas dimensiones más reducidas y, concretamente, que sean más finos.

Quizá, este nuevo elemento sea de la partida en el LG Watch Urbane Second Edition, un modelo que ha sido retrasado de forma indefinida en el pasado mes de noviembre -y que no estaría mal que incluyera este nuevo componente para destacar dentro del mercado de los relojes inteligentes, donde se enfrente a modelos potentes de empresas como Apple o la propia Samsung-.

Nuevos sensor de ritmo cardíaco de LG

Mejoras para los relojes inteligentes

La reducción del tamaño del sensor de ritmo cardíaco de LG se consigue al comprimir el fotodiodo que se incluye para realizar el trabajo. A la vez, tanto el LED como el elemento conductor de la información se han limitado en sus dimensiones y conseguido integrarlos en sólo una unidad. Así, el elemento ahora apenas ocupa 1 milímetro, lo que permitirá diseños avanzados de los relojes inteligentes y, por extensión, una mayor comodidad a la hora de utilizar estos accesorios.

LG Watch Urbane 2

Según el propio fabricante, el uso de este nuevo sensor biométrico no hipoteca el funcionamiento y la fiabilidad de las lecturas del ritmo cardíaco, por lo que la efectividad sigue siendo la misma y, además, se ha informado que este elemento se puede integrar en los circuitos impresos que utiliza LG a al hora de fabricar los relojes inteligentes (lo que permite no aumentar el coste de los modelos que utilicen este nuevo componente). Por cierto, que adicionalmente el consumo del sensor se reduce un 30%, lo que también es altamente positivo.

Sin duda, un buen avance para un segmento que todo apunta que avanzará de forma muy significativa en este año 2016 que no ha hecho más que comenzar. ¿Qué opináis de este avance para los relojes inteligentes de LG?

Fuente > Business Korea