Los móviles decrecen en la nueva generación del 2016

Escrito por Emmanuel Jiménez

El año pasado se lanzaron los móviles más grandes de la historia si tomamos como referencia a los buques insignia. Incluso en la gama media, había ya muchos smartphones con pantallas que alcanzaban las 5,5 pulgadas. Eso ha cambiado este 2016, según lo que se ha presentado en el Mobile World Congress 2016.

Los móviles ya no son tan grandes

Para comenzar, hablaremos de un ejemplo claro, el LG G5. Es un ejemplo inmejorable, porque LG no cuenta con ningún LG Note, o algo por el estilo. De ahí que su buque insignia del año pasado contara con una pantalla de 5,5 pulgadas. Se creyó que simplemente los usuarios estaban comprando móviles cada vez más grandes, y que eso seguiría siendo así de por vida. Es decir, que los móviles de 5,5 pulgadas serían el estándar. Sin embargo, eso parece estar lejos de la realidad. El LG G5, el único móvil de gama alta de LG, cuenta con una pantalla de 5,3 pulgadas. Más pequeño que el LG G4. El Samsung Galaxy S7 es un caso notable. La versión estándar cuenta con una pantalla del mismo tamaño que el Samsung Galaxy S6, de 5,1 pulgadas. Pero es que la versión Edge es más grande, y no pasa de las 5,5 pulgadas, cuando el año pasado el Samsung Galaxy S6 Edge+ alcanzaba las 5,7 pulgadas. Claro está, en este caso Samsung lanzará el Galaxy Note 6 con una pantalla más grande. Pero aun así, perfectamente podía haber lanzado el Galaxy S7 Edge con pantalla de 5,7 pulgadas, tal y como llegó a decirse, y han elegido una pantalla de 5,5 pulgadas. No son los únicos ejemplos. El Xiaomi Mi 5 cuenta con una pantalla de 5,15 pulgadas, lo que significa que también está bastante lejos de las 5,5 pulgadas. Otro buque insignia que no alcanza las 5,5 pulgadas.

Samsung Galaxy S7 Edge

Pero es que para cerrar el círculo ya tenemos el Sony Xperia X, que si bien son móviles de gama media premium, el Sony Xperia X Performance pasa a convertirse casi en el buque insignia, después de saber que se descontinúa oficialmente la serie Xperia Z. Y es un móvil con una pantalla de 5 pulgadas.

Así las cosas, parece que este año 2016 los móviles decrecen, son algo más pequeños que los móviles del año pasado. Y además, cuentan con menos biseles laterales, por lo que la sensación de que en general son más pequeños será todavía más notable. Y lo curioso ahora es que Apple cuenta con un móvil con pantalla de 4,7 pulgadas, y con un móvil con pantalla de 5,5 pulgadas. Lo que nos dice el mercado ahora mismo es que para un buque insignia, el primero es demasiado pequeño y el segundo es demasiado grande. Irónico, cuando fueron los últimos en lanzar un smartphone con una pantalla de gran tamaño, y seguían lanzado móviles con pantallas de 4 pulgadas.

Desde mi punto de vista, las pantallas de 5,5 pulgadas son una buena opción. Aunque quizás una pantalla de 5,2 o 5,3 pulgadas sin biseles sea la opción perfecta, precisamente lo que han intentado conseguir LG, Samsung y Xiaomi con sus nuevos móviles.