Las 4 claves que debes conocer del USB Type-C

Escrito por
Accesorios

Lo has oído mucho, muchísimo, USB Type-C, una característica que llega presente en algunos de los móviles de nueva generación. Se supone que es mejor que el anterior microUSB, ¿no? Pero, exactamente, ¿en qué se diferencia este nuevo conector USB? Aquí tienes las cuatro claves que resumen a este nuevo conector.

1.- Reversible

Comenzamos por lo obvio, y quizás la característica más destacable de este cable a nivel visual, y es que se trata de un conector reversible. Es decir, no importa el sentido en el que lo conectemos. No vamos a dañar el cable ni el conector del móvil. Esto no es algo sin importancia. Conectar mal el cable en un móvil, puede suponer dañar el conector de carga del móvil, y dado que este suele ir soldado a la placa base del móvil, la reparación sería casi tan cara como la compra de un nuevo móvil. Un cable reversible facilita la conexión, pero además es bueno para evitar cualquier posible daño en el teléfono inteligente.

USB Type-C

2.- Escalable

No parece lógico que el cable que utilizamos para conectar un ordenador a la red eléctrica sea el mismo que utilizamos para conectar simplemente un móvil, ¿no? Al fin y al cabo, pueden precisar de voltajes e intensidades diferentes. Sin embargo, el hecho de que este cable sea escalable, pueda funcionar en diferentes intensidades y a diferentes voltajes, es algo clave en este cable. Es decir, lo podemos utilizar para conectar un ordenador como un MacBook, así como una simple batería externa. Funciona en un amplio rango de dispositivos y eso es algo que lo lleva a ser todavía más útil que el microUSB. Este último era común para casi todos los móviles. El nuevo cable será común para muchos más dispositivos.

3.- Más rápido y más potente

Ya lo anterior venía a dejar claro también este aspecto, pero es remarcable. En comparación con el anterior estándar USB, el del nuevo USB Type-C, siempre y cuando sea el USB 3.1, es de una velocidad muy superior en lo que a la transferencia de archivos se refiere, y mucho más rápido en lo que a la transferencia de energía se refiere. Eso se traduce en transferencias de archivos más rápidas y cargas de baterías más rápidas.

4.- Su futuro

Pero es que, además de todo esto, el cable tiene un futuro muy prometedor. Hoy por hoy, cuando hablamos del USB Type-C, a veces destacamos más sus aspectos negativos que los positivos. Es un nuevo tipo de conector, y eso implica tener que utilizar ahora adaptadores. En ocasiones, un cable mal diseñado podría incluso acabar con nuestro móvil. Todo problemas, según parece. Pero nada más lejos de la realidad. La compatibilidad de este cable con otros estándar como el HDMI le da un futuro increíblemente amplio. Eso sí, todavía tendrá que pasar algo de tiempo para que este cable acabe sustituyendo al cable microUSB, y será entonces cuando veremos todas esas ventajas que el cable presenta. De momento, sigue siendo una apuesta de futuro. Si compras un móvil con una toma USB Type-C, es posible que en el futuro se activen funciones que ahora no están disponibles. Eso sí, solo es posible, y algo improbable, pues ya sabemos cómo son los fabricantes con aquello de tener que añadir características a móviles que ya tienen en el mercado cuando en realidad lo que quieren es centrarse en vender los nuevos móviles que van a lanzar al mercado.