Mi móvil Android se ha quedado “congelado”, ¿qué puedo hacer?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Hasta los MacBook Pro más caros a veces se quedan congelados y no queda otra opción más que reiniciarlos. Es lógico, por tanto, que los móviles a veces también se queden congelados. Si además se trata de un smartphone de gama básica o de gama media, es más probable todavía. ¿Qué se puede hacer si tu móvil se ha “congelado”?

¿Qué es “congelado”?

En primer lugar, ¿qué es eso de que un móvil se “congele”? Por lo general hablamos de la congelación de un móvil al momento en el que se queda completamente parado cuando estaba ejecutando algún proceso, y no hay forma de hacer que modifique la imagen que nos muestra. El móvil no reacciona. Pero a la vez no está apagado, sino que sigue funcionando. Estamos gastando batería, puede que estemos gastando dinero si estamos en una llamada, por ejemplo. En cualquier caso, suele ser uno de esos momentos en los que el usuario no tiene muy claro qué puede hacer, dado que no es una cuestión de encenderlo y ya está. El móvil no responde.

Android Logo

¿Cómo solucionarlo?

1.- Apágalo: Lo primero que tienes que intentar es apagarlo. Si el móvil se ha congelado, y ha pasado ya un tiempo, el móvil ya no va a conseguir completar el proceso que ha llevado a esa congelación, por lo que lo único que puedes hacer es apagarlo. Para ello, intenta pulsar el botón de apagado. Básico, ¿verdad? No funcionará si lo pulsas poco tiempo. Tendrás que pulsarlo 20 o 30 segundos para que el móvil se apague. Si se apaga, ya solo tendrás que encenderlo con normalidad.

No obstante, a veces el móvil tampoco responde a ese apagado. Será entonces cuando tendrás que intentar resetear el móvil por medio de sus botones de hardware. ¿Cómo es esto posible? Depende de cada móvil. Puedes buscarlo en Internet, o puedes probar tú. Por lo general, suele ser pulsar una combinación entre el botón de apagado y uno de los botones de volumen, aunque en algunos móviles también hay que pulsar el botón Home, si lo incluye, durante unos segundos. De nuevo, hablamos de 20 o 30 segundos. Así, resetearemos el móvil.

2.- Deja que la batería se agote: Sin embargo, todavía así hay ocasiones en las que el móvil no responde tampoco al hardware. Se ha congelado hasta ese punto. Una opción simple sería la de quitar la batería. Así el móvil se apagará. Es una opción que podemos incluir la sección anterior. Pero como ahora son muchísimos los móviles que no cuentan con una batería extraible, tu única opción será dejar que la batería se agote. Si el móvil se ha congelado con la pantalla encendida, no será un problema, pues lo más probable es que antes de que acabe el día la batería se haya agotado. En ese caso, enchúfalo a la red eléctrica, deja que la batería cargue al menos hasta la mitad, y entonces enciende el móvil.

Si tu móvil simplemente se ha congelado por un problema de software o de hardware casual, entonces volverá a funcionar sin problemas. También es posible que tu móvil haya muerto definitivamente, aunque esto es algo improbable, más factible si el móvil es ya bastante antiguo. Y si has ejecutado algún proceso que puede haber llevado al móvil a un error de software, como instalar una nueva ROM, entonces puedes ser tú el culpable al haber intentado instalar, por ejemplo, una ROM que no es para tu móvil. No obstante, en todos esos casos, tendrás localizado el problema. Estos procedimientos de los que hemos hablado, son para congelaciones casuales de las que se podrían producir incluso en los mejores móviles, y los más caros.