Mi móvil carga muy lento, ¿qué le pasa?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Está claro que la batería es uno de los elementos en los que los fabricantes van a tener mucho que trabajar en el mundo de los smartphones. Sin embargo, lo cierto es a veces los problemas no tienen que ver tanto con la autonomía de la batería, sino con la carga de la misma. ¿Tú móvil carga lento? Podría ser por varios motivos.

1.- Debes cambiar la batería

Con el tiempo, las baterías pierden capacidad. Es decir, su cantidad de mAh disminuye. Pero no solo eso, sino que con el tiempo su rendimiento de carga y descarga también puede empeorar. De tan forma, es posible que si tu móvil tiene ya uno o dos años, cargue más lento por culpa de la batería. Si puede sustituir la batería de tu móvil, porque puedes quitar la carcasa posterior, y esa una posibilidad en tu móvil, no lo dudes, pues el funcionamiento de la batería será como si fuera nuevo. Eso sí, ten en cuenta comprar una batería original. En muchos casos, saldrá más rentable que comprar una batería compatible que no es original.

2.- ¿Utilizas el cargador original?

En segundo lugar, deberías tener en cuenta el cargador. ¿Estás utilizando el cargador original que venía con el móvil, u otro cargador diferente? No es que no puedas utilizar un cargador diferente. De hecho, es posible que con otro cargador incluso cargues la batería más rápido. Pero también es posible que ese cargador sea de una intensidad inferior, y que por eso estés cargando el móvil más lento. Si es así, tampoco es un problema. Es decir, puedes cargar tu móvil con ese cargador sin preocuparte de que este vaya a dañar el móvil. Simplemente se cargará más lento.

USB Type-C

3.- ¿El cable está roto?

Los cables no son de alta calidad, y en muchos casos acabamos utilizando cables que están rotos o casi rotos. Si ese es tu caso, y ves que además tu móvil se carga lento, puede que sea por el cable. Ya en otras ocasiones hemos dicho que el cable puede ser determinante incluso en la velocidad de carga de tu móvil, pero si además el cable está roto, no solo cargará más lento, como en el caso anterior, sino que además podría realizar una mala conexión con el smartphone y dañar la placa base. Si esto ocurre, puedes despedirte de tu móvil. Sustituir el cable por uno nuevo es algo realmente simple. Los cables son muy baratos. E incluso podemos comprar uno de una calidad superior.

4.- ¿Lo conectas al PC?

Tu móvil se carga si lo conectas a un cargador y el cargador a la red eléctrica, pero también se carga si lo conectas a un ordenador por medio del cable USB, o si lo conectas a una videoconsola, por ejemplo. Sin embargo, rara vez se cargará más rápido por medio del ordenador que por medio del adaptador de corriente a la red eléctrica. Así que si cargas tu móvil con el ordenador, y ves que carga más lento, ya te has dado cuenta de por qué carga más lento, porque lo estás cargando con el PC. Incluso si utilizas un puerto USB 2.0 o un puerto USB 3.0 puede haber diferencias en la velocidad de carga de la batería de tu móvil.

5.- ¿Estás utilizando tu móvil?

Por último, ¿es posible que estés utilizando tu móvil mientras carga? Ten en cuenta que al cargar el móvil estás dando energía a la batería. Pero ten en cuenta también que cuando estás utilizando el móvil estás quitándole energía. De esa forma, si estás utilizando el móvil simplemente para hablar por teléfono, verás que estarás gastando algo de batería, pero si lo estás utilizando para jugar a videojuegos con el volumen al máximo, entonces estarás gastando mucha batería. De hecho, es posible que el ritmo de consumo de batería sea superior al ritmo de carga y en ocasiones el móvil podría quedarse sin batería incluso cuando está cargando.