El futuro de Motorola ahora que es 100% Lenovo

Escrito por
Motorola

Rick Osterloh deja de ser el máximo responsable de Motorola después de que en Lenovo se hayan reorganizado los cargos directivos de la compañía. Eso significa, en realidad, que Motorola ha pasado a ser 100% Lenovo. Que no queda mucho de lo que era Motorola, salvo lo que Lenovo quiera que sea la nueva Motorola. Eso no tiene por qué ser necesariamente malo pero, ¿cuál va a ser el futuro de Motorola ahora que es 100% Lenovo?

100% Lenovo, 100% rentable

Lenovo ya compró la división Thinkpad de portátiles a IBM para pasar a ser el fabricante más grande de ordenadores personales del mundo. No era una simple cuestión de marca, era algo necesario para ser el más grande del mercado, superando nada más y nada menos que a HP. Hoy por hoy, los Thinkpad de Lenovo siguen siendo portátiles de gran nivel, pero la clave está en la rentabilidad. Lenovo buscará rentabilidad en los Motorola. Por lo que podemos ir olvidándonos de los proyectos imposibles, o de esas ideas que solo podrían tener lógica cuando Motorola era una empresa de Google, como el móvil modular. Eso es parte del pasado.

Seguiremos viendo móviles con una gran relación calidad/precio. Y por lo que se ha dicho hasta ahora, es muy probable que se lance el Moto G 2016 y el Moto E 2016 en España, donde las versiones anteriores de estos smartphones han tenido mucho éxito. Pero no porque en Lenovo piensen que unos móviles que han sido tan famosos no pueden desaparecer, sino porque desde un punto de vista puramente rentable, está claro que tienen que lanzar nuevas versiones. A los usuarios les gustan estos móviles, y se van a vender muy bien, así que hay que lanzarlos.

Motorola Moto X Style

Moto no será más que un nombre

Eso significa que “Moto” no será más que un nombre que Lenovo utilizará en sus smartphones, como Thinkpad en los portátiles. Smartphones que, como ya ocurre en el caso de los portátiles, podrían ser de los mejores en relación calidad/precio del mercado. Pero ya podemos olvidarnos de ese factor de innovación que a veces encontrábamos en los móviles de Motorola, esas características únicas que quedaron perfectamente reflejadas en el procesador del primer Motorola Moto X, un procesador único, de diseño propio, con un coprocesador incluido, que más tarde dio problemas cuando hubo que actualizar el smartphone a una nueva versión. Eso no le pasará a Lenovo. Ni innovará tanto, ni tendrá tantos problemas. Será una compañía rentable. Sus móviles serán buenos. Serán buenas compras. Probablemente de los mejores en relación calidad/precio si no contamos a los Xiaomi y los Meizu, pero ese factor sorpresa se va a perder. En cualquier caso, ¿quién ha dicho que eso sea malo? Intentar sorprender en el mercado es lo que a llevado a algunos fabricantes de móviles a estar al borde de la quiebra, y puede que eso sea precisamente lo que se quiere evitar en Lenovo/Motorola.