El Xiaomi Redmi 3 Pro ya es oficial, con lector de huella dactilar

Escrito por Emmanuel Jiménez

Fue a comienzos de este año cuando se lanzó el Xiaomi Redmi 3, no mucho después de que se hubiera lanzado el Xiaomi Redmi Note 3. Después de este, se ha lanzado una nueva versión del Note 3, con un nuevo procesador. Pero ahora, a finales de marzo, se lanza ya una nueva y mejorada versión del móvil del que comenzábamos hablando, y se trata del Xiaomi Redmi 3 Pro.

Una versión mejorada

Como es lógico, las diferencias entre el móvil que se presentó a comienzos de año y este nuevo móvil no son muchas, pero lo suficiente como para considerarlo una versión diferente. Además, era un móvil difícilmente mejorable. Hay que tener en cuenta que ya era un móvil metálico, con una pantalla de 5 pulgadas con resolución HD de 1.280 x 720 píxeles. Eso para un móvil cuyo precio supera por poco los 100 euros ya es algo muy bueno. Además, su procesador era el Qualcomm Snapdragon 616 de ocho núcleos, un procesador que en realidad es de gama media, no de gama básica, como se supone que es este móvil, y una memoria RAM que podía ser de 2 ó 3 GB, así como una memoria interna de 16 ó 32 GB. Su cámara principal de 13 megapíxeles, y su cámara secundaria de 5 megapíxeles completaban un móvil muy bueno con un precio muy económico. Pero no era un móvil perfecto.

Xiaomi Redmi Note 3

Y es por eso que Xiaomi ha lanzado el Xiaomi Redmi 3 Pro, cuya diferencia radica casi únicamente en el lector de huella dactilar. Dicho lector era una ausencia del Xiaomi Redmi 3 original, no así en el Xiaomi Redmi Note 3. Ahora el móvil se parece mucho al Note, aunque será de una gama más básica, y con un precio más económico.

En cualquier caso, parece que esta versión Pro estará disponible únicamente con una memoria RAM de 3 GB y una memoria interna de 32 GB. En realidad, lo que va a ocurrir es que la versión Pro contará con esa RAM de 3 GB y 32 GB de memoria interna, mientras que la versión estándar será la que contará con RAM de 2 GB y memoria interna de 16 GB, aunque sin lector de huella dactilar.