¿Qué necesita el HTC 10 para conseguir triunfar en el mercado?

Escrito por
HTC

El HTC 10 es un modelo que no está muy lejos de ser presentado y, en esta ocasión, la compañía taiwanesa ha decido dar algo de espacio en su presentación respecto a los modelos de gama alta con los que compiten y fueron presentados en el Mobile World Congress, como por ejemplo el Samsung Galaxy S7 o el LG G5. Este es un movimiento con bastante sentido ya que, por ejemplo, permite al fabricante conocer las apuestas de su competencia.

El caso es que si se tiene en cuenta los modelos de gama alta que anteriormente ha diseñado la compañía, hay algunos apartados en los que se necesita conseguir un claro avance para no perder el tren de la gama alta de producto, si es que con el HTC 10 se busca competir en este segmento del mercado (que todo apunta que justo esta es la intención). Y, lo cierto, es que personalmente creo que esto es posible que se consiga si se hacen bien las cosas, ya que este fabricante tiene todavía algunos aspectos donde destaca por encima del resto -y que se pueden aprovechar sin problemas-.

HTC Logo

Un ejemplo de lo que digo es el sonido, donde BoomSoud sigue siendo una referencia, ya que ahora mismo no hay nadie que ofrezca algo ni remotamente similar -aunque bien es cierto que en el HTC 10 se puede avanzar en este apartado con mejoras en crear un sonido tipo Surround más preciso-. También la compañía taiwanesa destaca especialmente en su capa de personalización Sense, ya que creo que es la mejor que existe superando a TouchWiz de Samsung o UX e LG -tanto en lo referente a recursos que consume como a opciones útiles que integra-.

Donde hay que mejorar en el HTC 10

Pero, con todo lo comentado, existen opciones que claramente se tiene que avanzar respecto a modelos anteriores de la compañía para la gama alta de producto, ya que en caso contrario no podrá mantener el ritmo de la competencia que, por cierto, es muy alto.

HTC 10

Para empezar está el rendimiento puro y duro que tiene que ofrecer el HTC 10. La apuesta todo apunta que será un procesador Snapdragon 820, que asegura un buen rendimiento y que, esta vez, no será un problema por el sobrecalentamiento (HTC fue una de las victimas más claras del 810 de Qualcomm en la generación anterior). En cuanto a la memoria, la elección todo apunta a 4 GB, por lo que el conjunto no tendrá mucho que envidiar a los modelos más potentes que ya se han presentado para este 2016.

Por lo tanto, para ser diferente ya que se llega un tiempo después que terminales como por ejemplo el LG G5, lo que debería ofrecer el HTC 10 es un rendimiento mucho más depurado y, para ello, debe apoyarse en Sense de la que antes hemos hablando. Evidentemente no se llega al nivel de Android puro como ofrecen los Nexus (o si se apura, los Motorola), pero gracias a la cercana colaboración que tiene la compañía con Google esto se puede conseguir. Además, es evidente que se debe dar un paso significativo en lo relacionado con la autonomía, no muy depurada en la actualidad si tomamos como referencia el HTC One M9 -y, aquí, también se tiene queavanzar de forma decidida en opciones adicionales, como el tiempo de recarga-.

HTC One M10

Otros factores clave

Después de mucho jugar con posibilidades diferentes en el aparado de la cámara -lo cual es digno de valorar-, nadie olvida UltraPixel, en el HTC 10 se tiene que conseguir igualar a lo mejor del mercado, si el objetivo es la gama alta como parece. La razón no es otra que el conseguir una mejor reputación entre los usuarios, que aquí no es tan buena como la que tiene en el sonido con BoomSound.

Y, para ello, no es necesario recurrir a un sensor con el mayor número de píxeles, sino que su calidad sea realmente buena y que ofrezca todo lo necesario para que la satisfacción sea adecuada. Un ejemplo de lo que decimos es el componente que Samsung ha integrado en el Galaxy S7, que pese a la reducción aquí supera al del Galaxy S6 en varios apartados, como por ejemplo la velocidad de enfoque y disparo. Veremos como actúa la compañía taiwanesa, pero el avance tiene que ser fuerte incluso en lo referente al captar la luz cuando esta no es la mejor posible. Al menos se debe esperar un componente de 12 Mpx al que no le falte estabilizador óptico, que tenga píxeles amplios y, para dar un golpe de efecto, un segundo sensor sería muy interesante.

Detalles finales

En lo referente al diseño, lo cierto es que a los últimos modelo de gama alta de este fabricante no le ha faltado todo lo necesario para ofrecer calidad: metal, curvas y unas líneas características. Por lo tanto, se debe seguir por este camino aunque si que sería interesante una reducción de peso. Y, finalmente, la pantalla independientemente de las dimensiones que tenga, debe dar el salto a QHD.

Logotipo del HTC One A9

Lo cierto es que son varios los apartados en los que debe mejorar el HTC 10, y en algunos de ellos bastante. Si esto sucede, todavía parece que queda algo de margen para recuperar terreno en el mercado (más si el siguiente Nexus lo fabrican ellos, como apuntan los rumores). En caso contrario, las cosas se pondrán muy complicadas para esta histórica compañía, ya que la presión en el Universo Android es fuerte y la competencia no da tregua. Con todo lo dicho, ¿creéis que el HTC 10 será una referencia en el mercado?