La versión de prueba de Android N llegará a terminales que no son Nexus

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Una interesante noticia se ha conocido respecto a la versión de prueba de Android N, la nueva entrega del sistema operativo de Google orientado a dispositivos móviles -y que ya lleva un tiempo disponible para los usuarios que tiene alguno de los terminales Nexus compatibles-. Y, precisamente esto último, es lo que todo apunta que está cerca de cambiar.

Por lo que parece la forma de actuar para la beta de Android N cambiará de forma de actuar y, de esta forma, se abrirá al uso de más terminales móviles que utilizan el trabajo de la compañía de Mountain View. Esto contrasta con lo que ha ocurrido en otras versiones de desarrollo, donde sólo los Nexus han sido los que han podido experimentar con la versión de prueba. Sin duda, este cambio tiene una importancia muy grande.

El caso, es que en el código HTML que se encuentra en la página web de la versión de prueba de Android N -en la sección Nuevo- se han visto varias líneas en las que está muy claro que existe una posibilidad real respecto a la compatibilidad con algunos modelos (por el momento OEM) de la última iteración del sistema operativo de Google. Son as siguientes:

Código de aumento de la compatibilidad de la versión de prueba de Android N

Qué pude significar esto

Pues en un principio que algunos usuarios, con modelos muy específico, puedan conseguir la versión de prueba de Android N y, de esta forma, conocer sus novedades en vivo y en directo. Pero, también, y quizá mucho más importante, es que las compañías puedan utilizar este desarrollo en modelos “limpios” de su gama de producto, por lo que la llegada de la correspondiente actualización se realizaría de forma mucho más rápida y, posiblemente, numerosa. Así, se podría corregir en parte la gran fragmentación del sistema operativo de Google (donde, por ejemplo, actualmente Android Marshmallow no supone ni el 5% del mercado global y ya estamos hablando de su sustituto…).

Logotipo de Android N

Por el momento no se tiene confirmación oficial de esto ni de cómo se podría implementar el uso (como por ejemplo si se utilizará el programa de prueba que ya existe). Pero, lo cierto, es que si la beta de Android N aumenta su compatibilidad –aunque sea en una segunda etapa-, son noticias buenas y positivas para que el avance- y buen funcionamiento del sistema operativo de Google- mejore cuando llegue al mercado. ¿Qué opináis?

Fuente > Android Developer