Mejora el sonido en tu Android sin instalar ninguna app

Escrito por Emmanuel Jiménez

Hoy en día casi todos los usuarios utilizan sus móviles Android para escuchar música, y la calidad del audio no depende de los auriculares únicamente, sino también del móvil. Pero es que, hasta puede depender de la ecualización que hayamos realizado en el smartphone. Aquí tienes algunas claves para mejorar el sonido de tu móvil sin instalar ninguna app.

Utiliza el ecualizador del móvil

Tu móvil tiene un ecualizador integrado. Si tienes un móvil que cuenta con una interfaz Android Stock casi sin modificaciones como podría ser la de un Nexus o la de un Motorola, entonces esto es así. Si no, también es muy probable que el fabricante haya integrado algún tipo de ecualizador de sonido para puedas realizar los ajustes que tú quieras a la hora de escuchar. Por lo general, estos ecualizadores nos ofrecen dos opciones, una para cuando escuchamos música con los propios altavoces del móvil, y otra para cuando escuchamos música con los auriculares.

Para encontrar el ecualizador, en muchos casos solo tendrás que ir a Ajustes > Sonido y Notificaciones > Efectos de audio, en la sección superior de la pantalla.

Ecualizador

Ecualizando los altavoces

Si vas a escuchar música con los altavoces de tu móvil debes tener en cuenta la calidad de estos. Excepto si tienes un móvil que destaca por tener varios altavoces frontales estéreo, que es probable que no sea el caso, los altavoces de tu móvil no van a ser de buena calidad, por lo que lo ideal será realizar una ecualización moderada, buscando evitar los extremos tanto en los graves como en los agudos, puesto que esto hará que la música no distorsione en estos extremos. Aun así, hay poco que podemos hacer con unos altavoces de mala calidad.

Ecualizando los auriculares

Muchas más opciones tenemos a la hora de ecualizar los auriculares. Básicamente, la ecualización para cuando usamos nuestros auriculares debe depender de los auriculares que tengamos, y para eso tenemos que conocerlos a fondo. Hay auriculares que brillan mucho en los graves, mientras que otros tienen unos agudos muy buenos. La ecualización puede tener el objetivo de potenciar los agudos si tenemos unos auriculares con buenos graves y queremos equilibrar, o justo lo contrario, potenciar los graves si queremos que el efecto sea todavía más potente. Esto nos lleva al siguiente aspecto.

Ecualiza a tu gusto

Claro que, la ecualización correcta del sonido de cualquier equipo depende de varios factores, y uno de ellos es puramente subjetivo. Habrá usuarios que prefieran la música con una agudos que brillan mucho, como es mi caso, y habrá usuarios que preferirán más los graves. Esto, junto a los auriculares que tengas, es clave para elegir la ecualización que estás buscando.

Lo ideal para ecualizar, es poner la música que sueles escuchar, y entonces ir realizando las pequeñas modificaciones que creas convenientes hasta tener el mejor audio que puedas.

Eso sí, no te olvides de una cosa, a la hora de ecualizar el sonido, realizar grandes modificaciones en cualquier frecuencia no es nada recomendable. Siempre que sea posible, es mejor restar que sumar. Es decir, si puedes restar graves en lugar de añadir agudos mejor, o viceversa, restar agudos en lugar de añadir graves. Y luego, procura que las modificaciones sean de tan solo uno o dos pasos, y no extremas, pues con esto último solo conseguirás perder una gran cantidad de la calidad del audio que estás escuchando.

Y no puedes olvidar algo más. Cuando conectes tu móvil al coche, por ejemplo, por medio de un jack para auriculares, tu móvil seguirá creyendo que has conectado unos auriculares, cuando en realidad has conectado un equipo con sus altavoces y sus propias características. No te olvides de esto y, si es posible, guarda varios perfiles en tu ecualizador, uno para cada equipo que cometes, y así podrás seleccionarlos cuando escuches música con diferentes equipos o auriculares.